En directo
    América del Norte
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, criticó a la automotriz estadounidense Ford, a la que acusó de mentir y de hacer chantaje un día después de que anunciara que cerrará todas sus fábricas en el país sudamericano, lo que podría dejar sin empleo a unos 5.000 trabajadores, informaron medios locales.

    "Lamento los 5.000 empleos perdidos (…) repito, lo lamento, pero ¿qué es lo que quiere Ford? Faltó decir la verdad: quieren subsidios; ¿ustedes quieren que yo les continúe dando 20 billones [de reales] como se hizo en los últimos años? Dinero de ustedes, de sus impuestos, para fabricar coches aquí? No, perdió la competencia, lo lamento", afirmó Bolsonaro a un grupo de simpatizantes a la salida del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, según recoge el diario O Globo.

    ​Bolsonaro también criticó a la prensa local por centrarse en los 5.000 empleos que se destruirán con la salida de Ford del país en vez de resaltar que Brasil creó 414.000 puestos de trabajo en noviembre.

    El lunes 11 de enero, Ford anunció el cierre de sus tres fábricas en Brasil en 2021 en el marco de un plan de reestructuración:

    • la de Camaçari (estado de Bahía, noreste),
    • Taubaté (estado de Sao Paulo, sureste),
    • Horizonte (Ceará, noreste).

    El primero en comentar la decisión en el Gobierno fue el vicepresidente, Antonio Hamilton Mourao, que no usó un tono tan crítico como Bolsonaro pero expresó su sorpresa y recordó que Ford había ganado mucho dinero en Brasil en los últimos años.

    Pérdidas de empleo

    El cierre de sus fábricas de Ford destruirá más de 70.000 empleos entre directos e indirectos, según asegura el Sindicato de los Trabajadores Metalúrgicos del estado de Bahía, una de las regiones afectadas por los cierres.

    Según el presidente del sindicato, Júlio Bonfim, Ford está "mintiendo" cuando dice que su plan de reestructuración impactará a 5.000 personas en Brasil y Argentina; aseguró que en realidad son "72.000 los trabajadores afectados", en declaraciones al portal G1.

    Según el sindicalista, en las instalaciones de Ford en Brasil trabajan alrededor de 4.000 personas, pero las empresas proveedoras que crean piezas para esas fábricas producen en las mismas condiciones que los empleados de Ford y forman parte de un acuerdo colectivo que afecta a 8.000 trabajadores.

    A estos 12.000 trabajadores directos en total habría que sumar los indirectos.

    "Por cada trabajador directo que se echa, son cinco trabajadores indirectos", dijo en referencia a otras empresas que también prestan servicios a Ford.

    "Estamos hablando de casi 60.000 trabajadores indirectos que pierden sus empleos y 12.000 directos, son 72.000 trabajadores; Ford está haciendo un camuflaje para quitarse de encima su responsabilidad social, por la atrocidad que está haciendo en el país y en Bahía", criticó Bonfim.

    Etiquetas:
    chantaje, Jair Bolsonaro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook