En directo
    América del Norte
    URL corto
    El asalto al Capitolio de EEUU (116)
    0 92
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El líder demócrata en el Senado de EEUU, Chuck Schumer, se unió a un creciente número de legisladores de ese partido que exigen que el presidente Donald Trump sea destituido tras la toma de la sede del Capitolio por parte de sus seguidores.

    "Lo que sucedió ayer [el 6 de enero] en el Capitolio de EEUU fue una insurrección contra EEUU, incitada por el presidente Trump. Este presidente no debe ocupar el cargo ni un día más", escribió Schumer en su cuenta de Twitter.

    El legislador agregó que la forma "más rápida y eficaz" que se puede hacer en este momento para destituir a Trump es "que el vicepresidente invocara inmediatamente la 25ª enmienda".

    La 25ª enmienda permite al vicepresidente de EEUU tomar el control si el mandatario es incapaz de hacer su trabajo, ya sea de forma permanente o temporal.

    "Si el vicepresidente y el gabinete se niegan a levantarse, el Congreso debe volver a reunirse para acusar al presidente Trump", agregó.

    Más temprano este jueves 7 de enero, el congresista demócrata Gerry Connolly se expresó en la misma red social con un mensaje similar.

    "Donald Trump ha abusado flagrantemente de su poder y ha empañado el cargo que ocupa. Ahora ha incitado el derramamiento de sangre en los pasillos de su Capitolio. No podemos soportar esta pesadilla ni un segundo más", dijo Connolly.

    Además, congresista republicano de EEUU, Adam Kinzinger, también pidió la expulsión de Trump.

    "Es con pesar en el corazón que pido por el bien de nuestra democracia que se invoque la 25 Enmienda", dijo Kinzinger en un comunicado.

    "El presidente no está en forma y el presidente no se encuentra bien", dijo Kinzinger.

    Y agregó: "Es por esta razón que llamo al vicepresidente y a los miembros del gabinete para garantizar que las próximas semanas sean seguras para el pueblo estadounidense y que tengamos un capitán de barco en su sano juicio".

    Es probable que la declaración posicione a Kinzinger como el primer funcionario republicano estadounidense de alto perfil en pedir la destitución de Trump cuando faltan menos de dos semanas para que el presidente electo Joe Biden tome posesión.

    La Enmienda 25 permite que la mayoría del Gabinete de un presidente transfiera el poder al vicepresidente enviando una "declaración formal" a los líderes de la Cámara y el Senado "que el presidente no puede cumplir con los poderes y deberes de su cargo".

    Kinzinger dijo que Trump causó la toma del Capitolio por parte de sus partidarios, aludiendo a una manifestación del miércoles por la mañana en la que el presidente instó a sus partidarios a marchar hacia Capitol Hill en protesta mientras el Congreso certificaba la victoria electoral de Biden. 

    Desde el miércoles por la noche, cuando la Policía despejó el Capitolio, que había sido tomado por partidarios de Trump, y los legisladores retomaron el proceso constitucional de certificación de los resultados de las elecciones presidenciales, los medios contaron más de tres docenas de demócratas exigiendo la destitución del mandatario.

    Tema:
    El asalto al Capitolio de EEUU (116)
    Etiquetas:
    Donald Trump, demócratas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook