En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 411
    Síguenos en

    En EEUU una ley otorga inmunidad a la farmacéutica Pfizer y Moderna si algo involuntariamente sale mal en sus vacunas, pero existe un programa gubernamental que puede indemnizar a quienes sufrieron efectos secundarios graves si demuestran que fue a causa de la vacuna anti-COVID.

    El acta de preparación para emergencias de 2005 fue invocada en febrero por el secretario de Salud, Alex Azar. Esta ley brinda protección legal a las empresas que fabrican o distribuyen suministros médicos críticos como vacunas y tratamientos y está vigente hasta 2024.

    "Es muy raro que se apruebe una ley de inmunidad general. Por lo general, la ley no ofrece mucha protección de responsabilidad a las empresas farmacéuticas", dijo Rogge Dunn, un abogado laboralista al comentar la ley de inmunidad que incluye a Pfizer y Moderna.

    En una entrevista con CNBC, abogados explicaron que si una persona experimenta efectos secundarios graves después de recibir la vacuna anti-COVID prácticamente no hay a quien culpar en un tribunal de justicia de EEUU. Ni siquiera se puede demandar a la Administración de Alimentos y Medicamentos por haber autorizado una vacuna para uso de emergencia ni se puede responsabilizar a los empleadores que la exigen como condición para un empleo.

    "Cuando el Gobierno dijo: 'Queremos que se desarrolle esto cuatro o cinco veces más rápido de lo que se hace normalmente', lo más probable es que los fabricantes le dijeran: 'Queremos que el Gobierno nos proteja de demandas multimillonarias'", señaló Dunn.

    El abogado considera que esta inmunidad legal otorgada a las compañías farmacéuticas no solo las protege de las posibles demandas, sino también ayuda a reducir el costo de las vacunas.

    "El Gobierno no quiere que la gente demande a las empresas que fabrican la vacuna COVID. Porque entonces los fabricantes probablemente le cobrarían al Gobierno un precio más alto por persona por dosis", explicó.

    Aunque existe un programa gubernamental hace años que ayuda a cubrir gastos médicos y salarios perdidos a las personas que han sufrido daños irreversibles a causa de una vacuna, según los abogados, es difícil de usar y se paga rara vez.

    El programa proporciona hasta 50.000 dólares, pero no cubre los honorarios legales ni compensa todos los gastos médicos por los daños irreversibles causados por una vacuna. Desde su creación, solo han atendido 29 reclamos porque se pudo comprobar los efectos secundarios graves causados.

    Según el vicepresidente de la Asociación de Abogados de Vacunas, David Carney, el programa gubernamental podría negar un reclamo por una variedad de razones: "Una razón podría ser que los registros médicos no respaldan una reclamación".

    Etiquetas:
    leyes, COVID-19, pandemia de coronavirus, vacuna contra coronavirus, coronavirus, Pfizer, vacunación, vacuna, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook