En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    EEUU pidió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que no impongan el aborto como parte de lo que presentan como servicios de salud esenciales para las mujeres en sus programas, haciendo hincapié en el derecho soberano de los países a legislar sus políticas sanitarias de forma independiente.

    El 22 de octubre, EEUU y otros 33 países firmaron un documento internacional no vinculante llamado Declaración de Consenso de Ginebra, también conocido como declaración contra el aborto, que entre otras cosas aborda la promoción de "una salud óptima, el más alto nivel posible de salud, sin incluir el aborto" para las mujeres.

    "[La Declaración de Consenso de Ginebra] enfatiza que cada nación tiene el derecho soberano de implementar programas y actividades consistentes asociados a sus leyes y políticas libres de presión externa. Por lo tanto, pedimos a la OMS y a la ONU que dejen de malinterpretar las referencias a los términos 'salud sexual y reproductiva', así como 'servicios de salud' como un medio para hacer del aborto un servicio esencial en los programas de la ONU", dijo el delegado de EEUU durante una sesión virtual de la 73 Asamblea Mundial de la Salud (WHA).

    El estadounidense añadió que no existe un derecho internacional al aborto ni existe ninguna obligación por parte de los estados de financiar o facilitarlo.

    Por esta razón, EEUU se desvinculó del párrafo sobre el tema de una resolución sobre la preparación y respuesta en materia de salud pública que se aprobó este 10 de noviembre durante el período de sesiones de la WHA.

    Etiquetas:
    mujeres, ONU, Organización Mundial de Salud (OMS), salud, aborto, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook