En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La carta de renuncia del secretario de Seguridad Pública de México, Alfonso Durazo presentada al presidente, reconoce que, ante la "herencia negra" de violencia en los gobiernos anteriores que estuvieron al servicios del crimen organizado, "falta mucho por hacer", en particular ante el aumento de los homicidios dolosos.

    "De manera particular, falta por avanzar sensiblemente en el rezago histórico que representan los homicidios dolosos, esa herencia negra de sexenios de corrupción de políticos y funcionarios públicos que pusieron los cuerpos de seguridad al servicio de una u otra organización criminal", escribió el renunciante en la carta que publicó íntegra en su cuenta de Twitter.

    ​Durazo dimitió para postularse a gobernador de su natal estado de Sonora (norte), por el gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

    En su misiva, también reconoce que hace falta avanzar en el mejoramiento de las policías de los 32 estados y más de 2.400 municipios del país, y profesionalizar las agencias de investigación, de procuración y administración de justicia.

    En diciembre de 2018, el actual Gobierno comenzó "en el peor escenario posible", ante el cual "no podíamos fingir que el problema era sencillo", expresó.

    Para "lograr la paz" en el país considera necesario "dotar al Estado mexicano de los instrumentos imprescindibles para combatir eficazmente la inseguridad pública".

    Durazo fue uno de los artífices de la construcción de la Guardia Nacional, integrada en su inmensa mayoría por jefes y tropas de las Fuerzas Armadas, que ya cuenta con casi 98.000 elementos, y de la abolición de la Policía Federal, despidiendo a unos 40.000 hombres, pocos de ellos integrados a la nueva corporación.

    Aunque el dimitente insiste en que frenó la acelerada "tendencia histórica" de asesinatos, sus propias cifras presentadas la semana pasada indican que los homicidios dolosos se incrementaron 1,0% en los primeros nueves meses de 2020: de 25.971 personas asesinadas en ese período de 2019, un récord histórico, crecieron a 26.231 los asesinatos este año.

    A su vez, los femincidios crecieron 0,4% y pasaron de 721 en entre enero y septiembre de 2019, a 724 en ese mismo periodo de 2020, según el informe oficial.

    Un "apostolado"

    Durazo, de 66 años, se formó en el Partido Revolucionario Institucional, como el actual presidente que militó en ese partido 12 años, y era secretario particular de quien fue candidato a la presidencia por el PRI, Luis Donaldo Colosio, cuando fue asesinado de un balazo en la cabeza en un mitin, el 23 de marzo de 1994.

    También fue secretario particular del entonces presidente Vicente Fox (2000-2004); diputado (2012-2015) y senador (2018) por Morena; pero solicitó licencia al Senado para incorporarse al Gobierno de López Obrador.

    "La historia, que es en su esencia insobornable, juzgará a su debido tiempo nuestro desempeño y habrá de ser sin duda generosa; no pasará en vano el cumplimiento de nuestra responsabilidad con tintes de apostolado", prosigue la misiva.

    El texto afirma que la guerra abierta contra el narcotráfico desatada en 2006 desembocó en "cientos de miles de vidas perdidas y personas desaparecidas, por citar con cierta cortesía los saldos más relevantes".

    Sin embargo, según las estadísticas oficiales, México sufrió en los primeros 20 meses de la gestión de Durazo la época más violenta de su historia: de diciembre de 2018 a julio de 2002 ocurrieron 59.451 asesinatos.

    Esa cifra es casi el doble de las muertes violentas durante ese lapso en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), cuando fueron registrados 32.576 homicidios dolosos; y más del triple de los 18.442 asesinatos en el de Felipe Calderón (2006-2012), y de los 22.890 del mandato de Fox (2000-2006).

    En nueve meses de 2020, la tasa nacional de homicidios fue de 20,5 por cada 100.000 habitantes.

    Esa cifra supera las de 2015 y 2016, que eran las más altas hasta entonces, con tasas de 14,7 y 18,3, respectivamente.

    López Obrador propuso este viernes 30 a Rosa Icela Rodríguez como la primera mujer que encabece la cartera federal de Seguridad Pública.

    Rodríguez fue secretaria de Gobierno de la capital, desde diciembre de 2018 a julio 2020, cuando fue nombrada directora federal de Puertos y Marina Mercante, donde elaboró un diagnóstico para que las terminales marítimas pasaran a control de las Fuerzas Armadas, como parte de la Marina Armada, reseñó el presidente.

    Etiquetas:
    delincuencia organizada, homicidio, violencia, seguridad, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook