En directo
    América del Norte
    URL corto
    1145
    Síguenos en

    Un grupo de congresistas de EEUU envió una carta al presidente Donald Trump en la cual acusa que en México se registra un patrón de obstrucción hacia las compañías estadounidenses dedicadas al sector energético. El documento señala que se ha privilegiado a las compañías estatales mexicanas en esa materia.

    "Estos esfuerzos violan y contradicen el espíritu, si no la letra, del T-MEC, un acuerdo entre cuyos principales objetivos son promover el crecimiento entre los países participantes. Por lo tanto, nosotros estamos profundamente preocupados de que estas acciones demuestren un patrón de obstrucción y lo instamos a encontrar una resolución con el Gobierno de México para mantener las condiciones actuales del mercado energético", sostiene la misiva.

    Los legisladores estadounidenses explicaron que México es el mercado de exportación más grande de productos petrolíferos de origen estadounidense, además de que es un comprador importante de las exportaciones de gas natural de la Unión Americana.

    "Un mercado energético integrado de América del Norte beneficia al combustible de Estados Unidos, fabricantes, trabajadores y, en última instancia, consumidores mexicanos. Tras las reformas constitucionales de 2014 de México que permitieron la participación privada en el sector energético, las empresas estadounidenses invirtieron miles de millones de dólares para desarrollar infraestructura energética en México y Estados Unidos para importar combustible de nuestras refinerías para satisfacer la demanda mexicana", destaca la carta.

    Los legisladores afirman que conocen del interés de las autoridades mexicanas para utilizar todos los recursos a su alcance a fin de proteger a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como las iniciativas que miembros del partido gobernante, Morena, han presentado para revertir la reforma energética de 2014 y así renunciar a todos los contratos actualmente vigentes en la materia.

    "A pesar de este progreso, informes recientes indican que el Gobierno mexicano está otorgando tratamiento regulatorio para Pemex y la postergación o cancelación total de permisos para las empresas energéticas estadounidenses", denuncia la misiva.

    En agosto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, instó a los órganos reguladores del sector energético mexicano a apoyar la "nueva política" del sector, así como sumar esfuerzos con su Gobierno y las empresas estatales para "rescatar" a la industria energética del país.

    "Sostengo que los órganos de regulación creados durante el periodo neoliberal deben ajustarse a la nueva política económica y energética, y que su misión debe ser la de sumar esfuerzos con la Secretaría de Energía, Pemex y la CFE para rescatar las industrias del petróleo y de la electricidad de la nación", expresó.

    Asimismo, en un memorándum fechado el 22 de julio, el mandatario mexicano solicitó a los miembros de las mismas entidades "corregir el rumbo de la política entreguista que se ha venido imponiendo en el sector energético".

    No obstante, expertos en comercio internacional advirtieron recientemente que el T-MEC incluye cláusulas ratchet (cremallera) de irreversibilidad. Esto podría implicar que los procesos de apertura y liberalización señalados en esos acuerdos ayuden a resguardar las inversiones privadas, nacionales y extranjeras, en diversos sectores, incluido el energético, al tiempo que impiden dar un trato favorable a las empresas estatales.

    Etiquetas:
    T-MEC, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook