En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    México ha entregado 48% de los 432 millones de metros cúbicos de agua que debe a Estados Unidos en un año. Así, tiene hasta el próximo 24 de octubre para ceder otros 208,6 millones de metros cúbicos del líquido a fin de cumplir con el Tratado de Aguas Internacionales entre ambos países de 1944.

    El Gobierno mexicano prevé tomar agua de las presas internacionales de la Amistad y Falcón, con las cuales se abastece a 1,2 millones de habitantes de los estados de Coahuila y Tamaulipas, para cubrir la entrega pendiente.

    No obstante, al realizar esa acción se estaría comprometiendo el recurso para esas poblaciones, ya que el almacenamiento de ambas presas es crítico. Actualmente cuentan con el 7% de su capacidad conjunta, lo que representa apenas 220 millones de metros cúbicos de agua (Falcón cuenta con 147 millones de cúbicos de agua, mientras que la Amistad acumula 73 millones de metros cúbicos).

    El Tratado de Aguas establece que México debe entregar cada cinco años unos 2.160 millones de metros cúbicos de agua a Estados Unidos por los ríos que ambas naciones comparten (Bravo y Colorado). A cambio, los mexicanos reciben casi cuatro veces más líquido: 9.250 millones de metros cúbicos.

    Por ello, las autoridades mexicanas han llamado constantemente la atención sobre la importancia de cumplir en tiempo y forma con la entrega. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha afirmado que los gobiernos locales, estatales y federal deben cooperar para dar el agua a Estados Unidos.

    No obstante, autoridades y campesinos de Tamaulipas exigen a las autoridades federales no tomar la reserva de presas internacionales. Del mismo modo, en Chihuahua se reprocha al Gobierno mexicano la intención de que esa entidad absorba la mayoría del pago correspondiente al Tratado.

    Grupos de agricultores han protagonizado varias protestas en la presa de La Boquilla, la más grande de Chihuahua, en las últimas semanas. En una de las más concurridas se presentaron altercados que provocaron la muerte de una manifestante en un choque con elementos de la Guardia Nacional.

    Ante las protestas, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó que el conflicto ha servido a varios políticos locales para posicionarse de cara a las elecciones intermedias de 2021. A su vez, el gobernador chihuahuense, Javier Corral, cargó contra el Gobierno federal al considerar que su retiro de una mesa de seguridad formada por ambas partes para atajar el crimen organizado se debió al desacuerdo de López Obrador con la postura de su entidad sobre el tema del agua.

    Etiquetas:
    EEUU, presa, Chihuahua, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook