En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 202
    Síguenos en

    A poco más de dos semanas para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en EEUU, millones de estadounidenses ya han entregado su voto de manera anticipada. Ni las restricciones por el coronavirus ni las largas filas han impedido a los ciudadanos elegir a su candidato para la Casa Blanca.

    Se calcula que más de 25 millones de votos ya han sido emitidos de manera anticipada, tanto en las urnas como por correo, según cifras recogidas por el Proyecto Electoral de Estados Unidos. Eso corresponde al 18% de todos los votos que se emitieron en 2016, agrega la organización.

    La votación anticipada ha comenzado en más de 20 estados antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y la participación ya ha superado con creces las contiendas anteriores. La alta participación temprana está llevando a los expertos electorales a predecir que este año se puede emitir un récord de 150 millones de votos y las tasas de participación podrían ser más altas que en cualquier elección presidencial de Estados Unidos desde 1908.

    Pero la masiva participación temprana de los votantes, en parte impulsada por la pandemia de COVID-19, también ha dado lugar a nuevos desafíos, ya que se informaron de largas colas y esperas de horas en los centros de votación de varios estados.

    En el estado de Georgia, donde se abrieron las urnas el pasado 12 de octubre, algunos votantes esperaron más de ocho horas para emitir su voto, según los medios locales.

     "Las largas filas no ocurren por accidente sino por diseño", tuiteó la Coalición Nacional de Defensa Electoral.

    En Ohio, donde la votación anticipada comenzó el 6 de octubre, el número de personas que emitieron su voto en persona durante la primera semana de votación anticipada casi se triplicó en comparación con 2016. Unos 193.021 votantes acudieron a las urnas en comparación con 64.312 hace cuatro años.

    Los funcionarios del estado de Ohio han explicado las largas filas con el alto entusiasmo entre el electorado. Pero una ley estatal de 2006 que limita los sitios de votación temprana en persona a uno por condado también contribuyó a las largas filas, señaló el redactor de discursos del expresidente Barack Obama, David Litt, citado por el periódico The Guardian. 

    "Culpar a los votantes por las largas filas que soportan ignora la enorme e intencional disparidad de recursos entre las partes más y menos pobladas del estado", escribió Litt.

     

    Etiquetas:
    EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook