En directo
    América del Norte
    URL corto
    21118
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien el 1 de octubre anunció que tenía COVID-19, se siente muy bien, declaró el médico de la Casa Blanca, Sean Conley.

    "El presidente se siente muy bien esta mañana", dijo Conley ante la prensa.

    Informando a la nación sobre el estado del presidente desde fuera del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, el doctor Sean Conley, comandante de la Marina, dijo que Trump no ha tenido fiebre durante 24 horas. El mandatario fue admitido al hospital después de dar positivo en el test del coronavirus.

    Aunque Conley dijo que actualmente el presidente no está recibiendo oxígeno por medios auxiliares, se negó a decir si Trump lo recibió alguna vez en las últimas horas, a pesar de las preguntas repetidas en ese sentido. Dijo que los síntomas de Trump, como la tos y la congestión nasal, "se están resolviendo" y que el presidente está "mejorando".

    Los médicos también señalaron que el mandatario se encuentra "de muy buen humor".

    No obstante, una persona familiarizada con la situación comentó a la agencia AP que algunos de los signos vitales de Trump durante las últimas 24 horas fueron "muy preocupantes", pero que desde que el presidente fue hospitalizado han mejorado.

    El propio mandatario ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter en el que dio las gracias a los empleados del Centro Médico Walter Reed donde está ingresado y elogió su trabajo.

    "¡Los médicos, enfermeras y todo el mundo en el gran Centro Médico Walter Reed y otros de instituciones igualmente increíbles que se han unido a ellos son fantásticos! Se ha logrado un tremendo progreso en los últimos 6 meses en la lucha contra esta plaga. ¡Con su ayuda, me siento bien!", escribió Trump.

    Trump, junto con su esposa Melania, se sometieron a la prueba el 1 de octubre después de que se diera a conocer que una de sus ayudantes más próximas, Hope Hicks, dio positivo por COVID-19. Las pruebas revelaron que tanto el presidente como la primera dama también fueron contagiados, y anunciaron que se mantendrían aislados.

    Con aspecto fatigado y con fiebre, Trump fue trasladado en helicóptero al hospital militar el 2 de octubre, donde recibió remdesivir tras someterse a un tratamiento con un fármaco experimental en la Casa Blanca.

    Antes de partir al hospital el mandatario grabó un vídeomensaje en el que afirmó que tanto él como la primera dama se sienten "muy bien".

    Etiquetas:
    EEUU, pandemia de coronavirus, Donald Trump
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook