En directo
    América del Norte
    URL corto
    180
    Síguenos en

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró como un hecho "raro y extraño" que una caravana migrante proveniente de Honduras intente llegar a Estados Unidos en víspera de la elección presidencial que se realizará en ese país.

    "Les quiero decir con toda la sinceridad, que nos parece muy raro, es muy extraño que salga esta caravana en víspera de la elección en Estados Unidos, es mucha casualidad. ¿Cómo es que ni en Honduras, que hay hasta toque de queda, se permite que se integre este grupo?", señaló.

    López Obrador indicó que su Gobierno dará seguimiento a esta caravana, ya que esta movilización podría tener alguna motivación política o confrontativa.

    "México es un país de paz. Entonces tenemos que ver cómo evadimos la provocación, si es que está montado este asunto con este propósito… Sí es un asunto que yo creo que tiene que ver con la elección en Estados Unidos. No tengo todos los elementos, pero hay indicios de que esto se armó con ese propósito, no sé en beneficio de quién. Ahora sí, como se dice coloquialmente, 'de parte de quién', pero no nos estamos chupando el dedo", expresó.

    Alrededor de 3.000 personas participan en la más reciente caravana migrante, la cual ingresó a Guatemala el 1 de octubre, según las autoridades migratorias del país centroamericano. El contingente, formado a partir de una convocatoria en redes sociales, partió desde San Pedro Sula, Honduras, el 30 de septiembre.

    En principio, las autoridades de Guatemala aseguraron que exigirían pruebas de COVID-19 a todos los que quisieran ingresar a ese país, pero los agentes en la frontera fueron rebasados por el contingente.

    La vicecanciller de Honduras, Nelly Jerez, advirtió durante una visita en Estados Unidos que un eventual cruce de sus compatriotas a la Unión Americana sería inmediatamente frenado. Por ello, la funcionaria instó a los miembros de la caravana a evitar los riesgos de la pandemia tras recordar que, desde enero de 2020, 31.022 hondureños han sido deportados desde Estados Unidos y México.

    A su vez, el Instituto Nacional de Migración de México advirtió sobre las sanciones para los extranjeros que intenten ingresar a su territorio sin cumplir con los protocolos para prevenir el contagio de COVID-19. Entre los castigos, se contempla la prisión hasta por 10 años a quienes incumplan con esas medidas.

     

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook