En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México anunció la aplicación de controles sanitarios y migratorios que podrían derivar en sanciones que incluyen prisión a extranjeros que ingresen a su territorio sin medidas sanitarias contra la pandemia de SARS-CoV-2, ante una nueva caravana de unas 2.000 personas.

    "A efecto de cumplir lo establecido en la Ley de Migración, se realizan acciones de control, verificación y revisión de entrada, salida, tránsito y estancia de personas extranjeras en territorio nacional, a fin de promover una migración segura, ordenada y regular", dijo en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM).

    El organismo que depende de las autoridades responsables de la política interior señala que el Código Penal federal establece que "será sancionado de tres días a tres años de prisión y hasta 40 días de multa, quien a sabiendas que está enfermo de un mal grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro".

    Otro artículo del Código Penal del Estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala, determina una pena mayor de "hasta cinco años de prisión"; mientras, el Estado de Tabasco, en el sureste del país, por donde cruzan rutas migratorias "fija de dos y hasta 10 años de prisión a que cause a otro un daño de salud".

    Cerca de 2.000 personas salieron el miércoles por la noche de la ciudad hondureña de San Pedro Sula y llegaron este jueves el puesto fronterizo de Conrinto, en la novena caravana migratoria que parte de esa nación centroamericana desde octubre de 2018.

    Protocolos de salud

    Toda autoridad civil, militar y particulares que utilicen las instalaciones migratorias deberá cumplir protocolos de salud.

    El organismo gubernamental sostiene que "protege y garantiza los derechos humanos de todas las personas extranjeras que, en contexto de movilidad, transiten por México en situación irregular".

    En el marco de las medidas sanitarias implementas, existe la instrucción para que toda persona que haga uso de las instalaciones migratorias, "como las áreas de internación en el país, dígase autoridades civiles, militares y particulares, deberán cumplir con los protocolos de salud para acompañar la lucha contra esta enfermedad".

    El INM refrenda su compromiso por lograr "una migración segura, ordenada y regular, con estricto apego a los derechos humanos, con un trato de dignidad y humanismo, y el debido cuidado a los protocolos la salud".

    Las autoridades migratorias de Guatemala devolvieron a un primer grupo de 50 integrantes de la caravana que partió la víspera de Honduras.

    Honduras ha sido el epicentro centroamericano de estas caravanas de indocumentados, a las que se suman migrantes de otros países en su intento de llegar a EEUU.

    Ese país ha endurecido los controles fronterizos, y la temida "migra" estadounidense ahora vuelve a emplearse a fondo.

    Las titánicas travesías de migrantes desde Centroamérica y México hacia EEUU se reactivaron tras la pausa forzada por la contingencia sanitaria del COVID-19, y en julio pasado más de 40.000 personas intentaron cruzar la frontera mexicana rumbo al país vecino.

    Etiquetas:
    coronavirus, México, caravana migrante
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook