En directo
    América del Norte
    URL corto
    1612
    Síguenos en

    El Gobierno de México presentó ante medios de comunicación la carta que el gobernador de Texas, Greg Abbott, envió al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, donde le exige que intervenga a fin de que el país latinoamericano cumpla con sus obligaciones en la entrega de agua establecidas en el tratado entre ambos países de 1944.

    "México necesita terminar este ciclo sin deuda. México terminó el ciclo pasado, así como varios anteriores, con una deuda. Esta tendencia no puede continuar", sostuvo Abbot en la misiva.

    Según el mandatario texano, el agua controlada por México en la cuenca internacional del Río Bravo es vital para los agricultores de su estado, así como para las comunidades y operaciones industriales en la región. Por ello, consideró si no se entrega la cantidad adeudada de líquido se podría afectar la recuperación económica.

    "México tiene una obligación de entregar a Estados Unidos 1.750.000 acre-pies [2.158,5 millones de metros cúbicos] de agua en un periodo de cinco años, con un promedio de 350.000 acre-pies [431,7 millones de metros cúbicos] anualmente. A medida que nos acercamos al final del presente ciclo de cinco años el 24 de octubre, México tiene una vez más un importante déficit en su entrega", señaló.

    El director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco, mencionó que el escrito fue enviado el 15 de septiembre. En él también se destaca que, según los términos del tratado, México no puede encadenar dos quinquenios consecutivos con retrasos en la entrega de agua a la Unión Americana.

    Al respecto, tanto Velasco como la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, recordaron que la pasada administración federal no cumplió con el acuerdo en 2015, por lo que México ahora está obligado a cumplir con la entrega del porcentaje del líquido que recibe del Río Bravo.

    El 11 de septiembre, la directora de Conagua explicó que México recibe cuatro veces más agua de la que debe entregar a Estados Unidos. Además, ese país tiene que hacer sus entregas de manera anual, mientras que México tiene un periodo de cinco años para cumplir con sus obligaciones.

    "Si no cumplimos ese convenio, podría haber represalias para México", afirmó el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sobre este tema.

    Pese a ello, los productores agropecuarios del estado de Chihuahua, que tiene frontera con Estados Unidos, quieren conservar el agua pues, desde su perspectiva, la entrega de ese recurso pone en riesgo el abasto para el estado. No obstante, las autoridades federales mexicanas aseguran que existe líquido suficiente para cumplir con el tratado y atender las necesidades locales.

    A continuación Sputnik les presenta la carta completa del gobernador de Texas.

    Septiembre 15, 2020

    Al Honorable Michael R. Pompeo Secretario de Estado Estimado Secretario Pompeo:

    Gracias por todo lo que usted y sus equipos hacen cada día para mantener seguro a Estados Unidos, para convocar a los negocios de los estadounidenses en el extranjero y para ayudar a crear empleos en Texas y en cada estado de nuestra gran nación.

    La creación de empleos es crítica a la recuperación económica del COVID-19, y continuar el acceso a los recursos acuíferos es especialmente vital para nuestros empleadores agrícolas e industriales, y comunidades en el Valle del Río Grande.

    Es la razón por la cual escribo para respetuosamente solicitar su ayuda urgente para asegurar el cumplimiento de las obligaciones de México en el tratado internacional de agua. Las aguas controladas por los mexicanos de la cuenca internacional del Río Bravo para asegurar que quienes detentan los derechos del agua puedan regar los cultivos, aportar agua a las municipalidades, y conducir operaciones industriales a lo largo del Río Bravo. Bajo el Artículo 4 del Tratado de Utilización de Aguas de los Ríos Colorado y Tijuana, y el Río Bravo, firmado el 3 de febrero de 1944, México tiene una obligación de aportar a Estados Unidos, 1.750.000 pies por acre (acre-feet, AF) de agua sobre un ciclo de cinco años, y un promedio de 350 mil (AF) de agua por el ciclo de cinco años. A medida que nos acercamos al fin del actual ciclo de cinco años el 24 de octubre de 2020, México una vez más tiene un déficit significativo en su entrega.

    Desafortunadamente, México finalizó el ciclo último en deuda y actualmente no ha actualizado sus entregas en cumplimiento con el Tratado, y sólo ha sido hecho un progreso limitado para asegurar que este ciclo no finalice en déficit. Ha sido recientemente, después de la temporada pico de riego, que México empezó a tener un progreso menor en las entregas a través de transferencias directas de agua de las reservas internacionales. Queda pendiente un significativo se mantiene y el tiempo es esencial. Es imperativo que México consistentemente encare sus obligaciones de acuerdo al Tratado cada año y cada ciclo de cinco años. Sin las aguas requeridas por el Tratado, Texas, que depende de esta fuente de agua, debe reducir su disposición de agua de las reservas internacionales de quienes detentan los derechos del agua.

    Es vital que esta agua sea entregada a las reservas internacionales, lo cual es especialmente importante durante la temporada pico de riego (marzo a julio). En general, la carencia de agua impacta negativamente a diversos sectores de la población del Valle del Río Bravo, forzando a los usuarios de agua de Texas a asegurar fuentes alternativas de agua, cambiar cultivos y reducir operaciones.

    Al 29 de agosto de 2020, México ha entregado 1.431.502 AF. México debe entonces a Estados Unidos, 318.498 AF de agua para octubre de 2020. Esta cantidad de agua es casi un año de agua necesaria, la cual necesita ser entregada en seis semanas.

    México puede cumplir sus obligaciones del Tratado, tal como ellos sostienen 1.180-957 AF de agua dentro de sus reservas internas al 7 de septiembre de 2020, y 175.113 AF en las reservas internacionales, al 29 de agosto de 2020. Como usted sabe, Estados Unidos continúan cumpliendo sus obligaciones del tratado y envía significativamente más agua a México de la que recibimos de regreso. Estados Unidos envían alrededor de 1.5 millones AF de agua del Río Colorado, y se requiere a México solamente 1.750-000 AF sobre un periodo de cinco años.

    De todas maneras, México continúa siendo remiso en sus obligaciones de agua. Texas continúa cumpliendo regularmente con la Comisión de Agua Fronteriza de los Estados Unidos (U.S. IBWC) y su contraparte de México. Sin embargo, la responsabilidad última cae en México para cumplir sus entregas de agua antes del fin del ciclo. Como el fin del ciclo se aproxima y su departamento busca reforzar este Tratado, solicito enfatizar lo siguiente al gobierno mexicano:

    México necesita finalizar el ciclo sin deuda, México finalizó el último ciclo, y también otros varios ciclos, en deuda. Esta tendencia no puede continuar.

    Con sólo seis semanas para llegar al fin del ciclo, México debe entregar más agua inmediatamente. México actualmente tiene suficiente agua en sus reservas internas e internacionales, lo cual podría ser utilizado para cumplir sus requerimientos con el Tratado.

    La Comisión de Agua Fronteriza de Estados Unidos (U.S. IBWC) debe rechazar firmemente que se tome agua del Río San Juan para cumplir las obligaciones del Tratado, debido a que Texas necesita poder almacenar las aguas del Tratado dentro del sistema de la reserva internacional para maximizar el recurso. Aceptar la oferta de entrega de aguas del río San Juan en el bajo Río Bravo, la cual no puede ser almacenado y está fuera de los seis tributarios nombrados dentro del Tratado, no es ventajoso para Texas. El Río Bravo es un recurso compartido entre Estados Unidos y México.

    Estados Unidos continúa cumpliendo sus obligaciones con el Río Colorado, pero los esfuerzos de México han probado ser insuficientes para asegurar que ellos cumplen sus obligaciones con el Tratado del lado del Río Bravo. Más agua debe ser entregada para asegurar que otro ciclo no termina en deuda. Le pido que usted trabaje con México para reforzar este Tratado. Gracias por su pronta atención a este importante asunto.

    Sinceramente,

    Greg Abbott Governor

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, agua, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook