06:23 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    América del Norte
    URL corto
    22014
    Síguenos en

    Los usuarios de las redes sociales han compartido un vídeo que muestra cómo dos agentes de la Policía de la ciudad de Kenosha, en Wisconsin, EEUU, la emprenden a tiros con Jacob Blake, un ciudadano negro que trataba de sentarse al volante de su vehículo.

    Jacob Blake, de 29 años, se debate entre la vida y la muerte tras recibir en la tarde del 23 de agosto varios disparos a quemarropa por parte de dos agentes de la Policía de Kenosha.

    Las imágenes compartidas muestran al hombre caminando desde la zona de pasajeros del vehículo hasta el asiento del conductor. Se percibe una gran tensión a medida que los agentes, armados, se acercan cada vez más a Blake y los testigos gritan, muy preocupados.

    Cuando el hombre finalmente abre la puerta del automóvil e intenta subirse a él, un agente lo agarra de la camiseta con una mano y le descerraja al menos siete tiros con la otra en la espalda, provocando que la víctima quede inerte ante la desesperación de los presentes.

    ¡Atención! Las siguientes imágenes pueden herir tu sensibilidad.

    Se desconoce quién llamó a la Policía y qué sucedió antes de esta escena, pero el Departamento de Policía de Kenosha declaró que el tiroteo se produjo en respuesta a un incidente doméstico en la calle 40 de la ciudad a las 17:11 hora local. Posteriormente, Blake tuvo que ser trasladado en helicóptero al Hospital Froedtert de la ciudad de Milwaukee, donde mantiene un pronóstico grave.

    El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, ya se ha pronunciado al respecto, expresando sus condolencias a la familia de la víctima por lo sucedido y reiterando su repulsa a la fuerza excesiva contra los afroamericanos de ese estado.

    "Esta noche, Jacob Blake recibió múltiples disparos en la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin. Kathy [su esposa] y yo nos unimos a su familia, amigos y vecinos en la esperanza de que no sucumba a sus heridas (…) No es el primer hombre o persona negra que ha sido disparado o herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden" en EEUU, declaró Evers.

    Por su parte, el abogado al que la familia de Jacob Blake recurrió, Benjamin Crump, ha recalcado lo traumático del hecho de que la escena se produjera delante de los niños de la víctima, apelando al "deber de proteger" a la ciudadanía que tiene la Policía.

    A raíz del incidente, el condado de Kenosha decretó un toque de queda de estado de emergencia en todo su territorio que ha durado desde las 22:15 del 23 de agosto hasta las 07:00 del 24 de agosto.

    A pesar de eso, cientos de personas se han congregado en el lugar del incidente y en el juzgado, cuyas paredes han quedado marcadas con pintadas que condenan el tiroteo y rechazan a la Policía. Se han producido varios actos vandálicos y se han quemado varios vehículos a lo largo de la noche.

    Etiquetas:
    afroamericanos, tiroteo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook