En directo
    América del Norte
    URL corto
    2200
    Síguenos en

    La Ciudad de México busca sumarse a las entidades que ya han prohibido la distribución de comida chatarra y refrescos a menores de edad. Una iniciativa presentada por un legislador de Morena propone convertir en "delito contra la salud" dar este tipo de productos a niños y adolescentes.

    Proporcionar algún tipo de bebida azucarada o alimentos con alto contenido calórico a menores de edad en las escuelas de nivel básico de la Ciudad de México quedará estrictamente prohibido en caso de que el Congreso capitalino apruebe la iniciativa del diputado Miguel Ángel Macedo Escartín del grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

    El proyecto presentado por el legislador propone convertir en "delito contra la salud" la venta, donación, distribución o regalo de alimentos procesados con alto contenido colórico y bebidas azucaradas a menores de edad.

    La iniciativa llega unas semanas después de que los congresos de Oaxaca y Tabasco también prohibieran la venta de comida chatarra a menores de edad. Para el caso de la Ciudad de México, Macedo Escartín plantea reformar el artículo 47 BIS de la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

    Anteriormente, el legislador junto con la organización Comer Consciente ya había presentado un punto de acuerdo en el que propuso incluir comida saludable en los comedores comunitarios como medida para combatir la obesidad infantil.

    Sin embargo, recientemente la crisis sanitaria por el COVID-19 ha visibilizado la urgencia para legislar en temas alimentarios para proteger la salud de los mexicanos. Esto, luego de que en los últimos años, la UNICEF haya catalogado a México como uno de los países con mayor índice de obesidad infantil.

    En este sentido, Macedo Escartín expuso que el objetivo del proyecto es "aportar a la resolución de graves problemas en materia de salud, que se gestan desde la infancia a través del consumo de alimentos de alto contenido calórico y bebidas azucaradas".

    Por lo que, de aprobarse la iniciativa del legislador de Morena, misma que fue turnada a las comisiones unidas de Salud y de Atención al Desarrollo de la Niñez para su análisis, también quedaría prohibido el uso de máquinas expendedoras de alimentos procesados en recintos escolares.

    No obstante, la propuesta precisa que todas aquellas personas que sean madres, padres o tutores serán libres de decidir si desean dar cualquiera de los productos prohibidos —alimentos con alto contenido calórico o bebidas azucaradas— a los menores de edad que estén a su cargo.

    En oposición, Federico Döring, diputado por el Partido Acción Nacional (PAN), calificó a la iniciativa como una "cortina de humo para justificar el pésimo manejo de pandemia del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell y de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum".

    Durante una entrevista con el diario Excelsior, Döring, quien es integrante de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez, señaló que la iniciativa podría afectar a las empresas que se dedican a producir los productos que se buscan prohibir.

    Etiquetas:
    Ciudad de México, comida chatarra, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook