En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    Un gran jurado federal en Nueva York acusó a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García, antiguos colaboradores del exsecretario de Seguridad Pública del país, Genaro García Luna, de recibir sobornos por parte del cártel de Sinaloa.

    Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Cárdenas Palomino y Pequeño García "permitieron al cártel de Sinaloa operar con impunidad en México" durante años.

    La acusación, presentada ante la corte federal del distrito este de Nueva York, asevera que los colaboradores de García Luna recibieron millones de dólares en sobornos por parte del cártel de Sinaloa a cambio de proporcionarles protección para el tráfico de droga y actividades de trata de personas.

    "Cárdenas Palomino y Pequeño García también fueron oficiales mexicanos de alto nivel que trabajaron bajo García Luna durante este tiempo. Cada uno recibió millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa", expuso el Departamento de Justicia en un comunicado.

    García Luna fue arrestado en diciembre de 2019 y actualmente permanece en una cárcel en Nueva York a la espera de ser juzgado por delitos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

    Las imputaciones contra Cárdenas Palomino y Pequeño García forman parte de una acusación ampliada presentada contra del propio García Luna, quien a partir del 30 de julio también ha sido imputado por participar en una empresa criminal. Los excolaboradores de García Luna se encuentran en libertad, destacó el Departamento de Justicia.

    Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García sirvieron como altos mandos de la policía en México durante tres sexenios. Sin embargo, durante la gestión de Genaro García Luna en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), escalaron posiciones hasta tener a su cargo operativos clave contra el crimen organizado y la vigilancia de instalaciones estratégicas, carreteras y aeropuertos.

    Desde hace más de una década, García Luna, Cárdenas Palomino, así como otros mandos policiacos han sido señalados por su posible cooperación con el crimen organizado. De todos ellos, solo Pequeño García fue dado de baja a mediados del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) de la Policía Federal, luego de que Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, escapó del penal del Altiplano, el cual era vigilado por cámaras bajo su supervisión.

    Por su parte, Cárdenas Palomino fue acusado en 2010 por Sergio Villarreal, El Grande, asociado al cártel Beltrán Leyva, de filtrar información a su organización, así como de recibir sobornos de Guzmán. García Luna indicó que los señalamientos eran falsos y solo buscaban desprestigiar su labor.

    Actualmente, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) mantiene congeladas algunas cuentas asociadas a Cárdenas Palomino por operaciones sospechosas. Incluso ya fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) por lavado de dinero.

    Etiquetas:
    México, Cártel de Sinaloa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook