En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    1101
    Síguenos en

    Un antiguo tratado entre Ciudad de México y Washington sobre la repartición de agua entre ambos países ha desatado un conflicto entre agricultores y autoridades. El asunto llegó hasta la presión directa por parte de EEUU. En Sputnik te explicamos las razones del conflicto del agua en Chihuahua.

    El tiempo para que México entregue el agua que corresponde a Estados Unidos se agota, de acuerdo con lo establecido en el Tratado Internacional de Aguas de 1944. Para cumplir con el acuerdo, las autoridades mexicanas iniciaron las operaciones de desfogue desde el 25 de junio, con el fin de cubrir la deuda de agua antes del 24 de octubre.

    Sin embargo, grupos de agricultores del estado de Chihuahua sienten miedo de carecer de agua para sus cosecha. Señalan que más de 20.000 familias dependen de que haya agua para que puedan continuar con sus actividades.

    Como respuesta, Roberto Velasco, director de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo que el Gobierno de Estados Unidos envió una nota diplomática para presionar a las autoridades mexicanas con el fin que se cumpla el Tratado Internacional de Aguas de 1944.

    "Del lado del río Bravo, que de aquel lado le llaman río Grande, también hay productores y agricultores y ellos también de su parte siempre están diciéndole a su gobierno pues nosotros también queremos nuestra agua. De hecho, ahorita dicen bueno, ustedes tienen adeudo de agua y nosotros queremos esa agua, porque nosotros también queremos regar nuestras cosechas", expuso en la conferencia de prensa de los Programas de Bienestar del 30 de julio.

    Asimismo, la titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Blanca Jiménez Cisneros, hizo un llamado a los manifestantes a respetar la autoridad en relación a las disposiciones sobre el agua; además, aseguró que el agua está garantizada para los agricultores tal como lo solicitó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    "La gente nos tiene que ayudar a respetar la autoridad del agua. Si la gente quiere que tengamos un control del agua, también nos tiene que respetar las reglas, máxime si están firmadas", apuntó durante la rueda de prensa del 30 de julio.

    Por otra parte, indicó que el Tratado de 1944 es beneficioso para el país porque recibe cuatro veces más agua por el río Colorado que la que se entrega a través del río Bravo. Estados Unidos envía cada año un volumen de 1.850 millones de metros cúbicos, en tanto que México aporta 432 millones de metros cúbicos.

    Las protestas y las autoridades

    A pesar de que las autoridades mexicanas tienen hasta el 24 de octubre para cumplir con el tratado, las protestas han continuado. El día 29 de julio se reportaron disturbios en la ciudad de Delicias, Chihuahua, donde los manifestantes quemaron camionetas de CONAGUA y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); asimismo, hubo incendios en casetas de cobro de la entidad.

    En tanto, los agricultores de Chihuahua han solicitado una reunión con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y que se retire a la Guardia Nacional de los alrededores de la presa; sin embargo, Corral reiteró que el papel de su gobierno será de intermediación dado que el conflicto es de orden federal.

    Además, indicó que el problema es "la manera en la que se ha distribuido la carga entre los estados tributarios al tratado, la falta de gobernanza en la cuenca, el pésimo manejo de las presas, la corrupción endémica en CONAGUA, la falta de medición precisa y a tiempo de los volúmenes, y la falta de transparencia e información confiable".

    Al respecto, la directora de CONAGUA explicó que el proceso de la distribución de agua se hace a través del Comité Nacional de Grandes Presas, el cual asigna el volumen de agua que aportará cada uno de los seis tributarios: río Conchos, arroyo Las Vacas, río San Diego, río San Rodrigo, río Escondido y río Salado.

    El tiempo se agota

    De acuerdo con los datos de CONAGUA, la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) entre México y Estados Unidos reportó que el faltante de agua, que México debe entregar a Estados Unidos antes del 24 de octubre, asciende a 499 millones de metros cúbicos.

    En este sentido, Jiménez Cisneros reiteró que el cumplimiento del tratado en tiempo y forma es de vital importancia para México continúe recibiendo la cantidad de agua que es transferida cada año desde el río Colorado.

    "El tiempo se acorta. Tenemos que aportar y para lograr hacer el cumplimiento del tratado, tenemos que combinar que haya agua de las presas de Chihuahua, pero como se nos pidió asegurar el agua a los agricultores, usamos una parte de la presa de Chihuahua, reservando el agua para los agricultores de Chihuahua y de la gente que toma, y también esperando agua de lluvias", comentó.

    No obstante, miembros de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (AURECH) continúa sin aceptar del todo las disposiciones de las autoridades mexicanas, por lo que han solicitado una reunión con el embajador de Estados Unidos en México, Cristopher Landau, para llegar a un acuerdo en relación al cumplimiento del Tratado de 1944 antes de la fecha dispuesta.

    Etiquetas:
    agua, México, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook