En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 98
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — EEUU tiene la necesidad urgente de probar de forma adecuada las tecnologías emergentes de vehículos hipersónicos para poder competir con Rusia y China, dijo el representante especial del país norteamericano para el control de armas, Marshall Billingslea.

    Billingslea ha sido seleccionado para asumir el cargo de Subsecretario de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional.

    "Tenemos una necesidad urgente de probar de manera sólida una serie de tecnologías emergentes de vehículos hipersónicos que están en línea tanto con el Ejército, la Armada y potencialmente la Fuerza Aérea", dijo el funcionario al Comité de Relaciones Exteriores del Senado durante su audiencia de confirmación.

    El representante dijo que EEUU está detrás de China y Rusia en la prueba y el despliegue de tecnologías hipersónicas, que pueden redefinir las capacidades de ataque convencionales, así como, en última instancia, las fuerzas de disuasión nuclear.

    "Los rusos ya desplegaron dos armas hipersónicas nucleares en sus ICBM [misiles balísticos intercontinentales]. Espero que lleguen más cuando los rusos pongan en línea un ICBM aún más grande llamado Sarmat", explicó.

    Billingslea señaló que las tecnologías hipersónicas ofrecen una serie de ventajas, particularmente en la región de Asia y el Pacífico.

    La semana pasada, los medios informaron que el ejército de EEUU probó recientemente un misil hipersónico que voló 17 veces más rápido que la velocidad del sonido.

    El misil Sarmat, que reemplazará al misil estratégico más pesado del mundo, Voyevoda, tiene un alcance de tiro de 18.000 kilómetros y su masa de lanzamiento totaliza 208,1 toneladas.

    La capacidad de carga útil del misil asciende a más de 10 toneladas.

    El misil tiene 35,5 metros (116,5 pies) de largo y 3 metros de diámetro, y su carga de combustible totaliza 178 toneladas.

    Etiquetas:
    EEUU, aviones hipersónicos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook