16:03 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Alrededor de 335 niños migrantes podrían ser separados de sus padres en EEUU luego de que un juez federal evitara pronunciarse sobre si las personas detenidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en centros de detención familiar deberían ser liberados, advirtió el ex vicecónsul de Guatemala en el estado de Colorado, Percy Peña Riley.

    "Un juez acaba de parar una orden donde se permitía que los niños se quedaran con sus padres; si esta orden es atrasada, los niños volverán a ser separados de su familia; esto pone a los menores de edad en una situación de aún mayor vulnerabilidad", dijo Peña Riley.

    El ex vicecónsul también es asesor del diputado guatemalteco Aldo Dávila, del partido opositor Winaq (izquierda) e integrante de la Comisión del Migrante en el Congreso.

    El 26 de junio, una jueza federal ordenó que el 17 de julio fueran liberados los niños detenidos con sus padres en los centros de detención de EEUU, y criticó la detención prolongada de familias por parte del Gobierno del presidente Donald Trump durante la pandemia de coronavirus.

    Sin embargo, el 13 de julio un juez federal dijo que no se pronunciará hasta mediados de la próxima semana sobre si los padres migrantes detenidos por ICE en centros de detención familiar deberían ser liberados, lo que provocaría que los niños sean separados de su familia.

    Shalyn Fluharty, directora del Proyecto Dilley Pro Bono, un grupo que representa a los padres migrantes en el Centro Residencial Familiar de Dilley, Texas, dijo que debido al aumento de COVID-19 en las instalaciones del ICE, algunos padres podrían elegir separarse, informó el canal NBC en su página web.

    "Tenemos padres que quieren separarse porque creen que de otra manera sus hijos morirán (…) Estos padres no saben absolutamente nada sobre lo que sucederá con sus hijos" después de que sean liberados, dijo Fluharty, y señaló que el Gobierno no se ha comprometido a permitir que los niños permanezcan en EEUU o soliciten asilo.

    Unos 103.000 menores de edad permanecen retenidos en centros de detención de inmigrantes de EEUU, una cifra récord a nivel mundial, según un estudio de Naciones Unidas de noviembre del año pasado.

    Sin control

    Peña Riley y Dávila denunciaron que los centros de detención en EEUU no están permitiendo entrar a los cónsules para que hagan una tarea de fiscalización.

    "De acuerdo a la situación actual, los cónsules no están pudiendo realizar visitas personales a los centros de detención, lo que atrasa un poco el proceso de identificación consular", afirmó Dávila a Sputnik.

    El diputado señaló que los consulados están haciendo todo lo posible por darles la atención que necesitan, pero los reglamentos internos de los centros de detención privados hacen difícil la interacción.

    Por su parte, Peña Riley, denunció que esta fiscalización puede dar pie a un mayor abuso por parte de los oficiales de los centros de detención.

    Más de 2.500 personas que están bajo custodia del ICE han dado positivo al COVID-19, informan los medios locales.

    La agencia dijo que ha puesto en libertad a por lo menos 900 personas consideradas con mayor riesgo médico.

    Etiquetas:
    EEUU, migrantes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook