En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    56738
    Síguenos en

    Este 6 de julio se cumplen 75 años del inicio de la Operación Paperclip, un programa militar ultrasecreto lanzado por los servicios de inteligencia estadounidenses que tuvo por objetivo llevar a Estados Unidos a científicos nazis especializados en las llamadas 'armas maravillosas' como cohetes y misiles, armas químicas y experimentación médica.

    A finales de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) el Gobierno de EEUU estaba interesado en obtener tecnologías y logros científicos de la Alemania nazi, sobre todo en la industria militar y química.

    En noviembre de 1944, el Estado Mayor Conjunto de EEUU organizó el Comité de Inteligencia Tecnológica e Industrial cuyo objetivo era "buscar en Alemania las tecnologías que podrían ser útiles para la economía de posguerra estadounidense".

    No obstante, más tarde se hizo evidente para los estadounidenses que no era suficiente tener documentos y avances científicos de Alemania, también se necesitaban especialistas de ese país para investigar y crear armas.

    Entonces la Oficina de Servicios Estratégicos —antecesora de la actual Agencia Central de Inteligencia— elaboró una operación secreta bajo el nombre de Overcast (Nublado) para reclutar y llevar a EEUU a científicos, ingenieros y otros especialistas alemanes.

    La operación que también tuvo por objetivo evitar que se filtraran nuevas tecnologías a la Unión Soviética, empezó el 6 de julio de 1945 con la emisión del memorando secreto titulado Explotación de especialistas alemanes en ciencia y tecnología en Estados Unidos.

    Nueva denominación

    Aunque el entonces presidente de EEUU Harry Truman dio luz verde a la operación, impuso una condición, según la cual se prohibía llevar al país a científicos que tuvieran un pasado nazi.

    Debido a que la mayoría de los especialistas escogidos no cumplían con el requisito, la Agencia Conjunta de Objetivos de Inteligencia (JIOA, por sus siglas en ingles) —responsable de la operación— decidió modificar sus biografías quitando todos los detalles comprometedores.

    A pesar del carácter ultrasecreto de la operación, los medios de comunicación estadounidenses se dieron cuenta de su existencia calificándola como un programa para "llevar a criminales nazis".

    En marzo de 1946, para evitar la publicidad se decidió cambiar el nombre original de la operación por el de Paperclip, por los clips que sujetaban las biografías limpias de los científicos, en las que ellos se convirtieron en "víctimas del nazismo".

    Destino de científicos seleccionados

    Inicialmente en el marco de la operación estaba previsto llevar a EEUU a hasta 350 especialistas, pero en 1946 la JIOA insistió en aumentar esa cifra hasta 1.000 científicos y técnicos alemanes y austriacos, así como propuso otorgarles la ciudadanía estadounidense.

    El plan de la JIOA fue aprobado por el presidente Truman en septiembre de 1946.

    Más de 1.500 físicos, químicos, médicos y técnicos de Alemania, que fueron llevados a EEUU durante varios años de la operación, se encargaron de investigaciones sobre armas químicas, espacio y uso de sustancias psicotrópicas durante la tortura.

    Número uno de los especialistas

    Sin lugar a dudas, Wernher von Braun, científico alemán y inventor del primer misil V-2, fue uno de los especialistas más importantes para EEUU.

    A principios de 1945, Von Braun junto con la mayoría de sus colaboradores se rindió a las autoridades militares estadounidenses entregándoles todos los documentos técnicos para V-2, así como para el proyecto de misil A9/A10.

    El grupo de Von Braun fue trasladado a Fort Bliss, Téxas, que se encontraba cerca del campo de misiles de Arenas Blancas, ubicado en el vecino estado de Nuevo México, lugares que se consideran la cuna del programa de misiles de EEUU.

    Durante 15 años Von Braun trabajó en las Fuerzas Armadas estadounidenses, creando misiles V-2 y controlando su lanzamiento desde el polígono Arenas Blancas en el marco del proyecto Hermes.

    Además de proyectos militares, el científico controló el desarrollo de los principales cohetes espaciales como el Júpiter-C para el primer satélite estadounidense, y el cohete Saturno V, que llevó la tripulación de la misión Apollo 11 a la Luna.

    Von Braun se convirtió en el primer director del Centro Marshall de vuelos espaciales de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (c) de EEUU, así como ocupó los cargos de vicedirector de la NASA y jefe del centro espacial de Cabo Cañaveral.

    Etiquetas:
    científicos, EEUU, misiles, tecnología, Alemania nazi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook