En directo
    América del Norte
    URL corto
    1827309
    Síguenos en

    El juez federal de distrito James Boasberg ha emitido una orden para incautar más de 1,1 millones de barriles de gasolina de los cuatro buques cisterna de Irán con destino a Venezuela, basado en la posibilidad de que el combustible sea confiscable, informa el Departamento de Justicia de EEUU.

    La orden autoriza a las autoridades de EEUU, probablemente a sus Guardacostas, a apoderarse del combustible.

    La demanda correspondiente fue presentada en el Tribunal de Distrito de Columbia y busca detener futuras entregas.

    Sin embargo, como subraya Reuters, todavía no está claro si la Administración Donald Trump actuaría para apoderarse de esta gasolina y cómo. El Gobierno de EEUU debe probar que el combustible es confiscable en virtud de la ley en un procedimiento civil para confiscarlo permanentemente.

    Irán envió a principios de junio una flota de cinco petroleros a Venezuela y prometió más suministros si así lo solicita.

    Todos los barcos recibieron una escolta militar después de que Estados Unidos dijo que estaba considerando opciones para responder a las entregas, lo que viola las sanciones impuestas por Washington a ambos países. 

    Etiquetas:
    Venezuela, petrolero
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook