En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El jefe de la Policía de la ciudad de Tucson (Arizona, EEUU), Chris Magnus, presentó su renuncia después de que un hombre hispano muriera tras la detención por los agentes del orden, informó el periódico Arizona Republic.

    La madrugada del 21 de abril, la Policía llegó a la casa de Carlos Ingram López, de 27 años, tras recibir una llamada de su abuela.

    Según el vídeo de la cámara personal de uno de los oficiales, los agentes tiraron al suelo y esposaron boca abajo al joven que estaba desnudo y parecía alternado. López no opuso resistencia, muchas veces pidió perdón y suplicó que le dieran agua, mientras que los agentes lo cubrieron con una manta desechable y lo sostenían por las piernas y la espalda.

    Varios minutos más tarde, los agentes lo destaparon y vieron que no respira, entonces llamaron a los médicos que constataron su muerte.

    De acuerdo con un informe del médico forense citado por el medio, la muerte fue provocada por "un paro cardíaco en condiciones de una grave intoxicación por cocaína y restricción física".

    "Para mostrar mi disposición a aceptar la responsabilidad de estos errores, ofrezco mi renuncia", dijo Magnus en una rueda de prensa.

    Agregó que los tres agentes involucrados en el incidente ya renunciaron también, señalando que una investigación interna determinó que habían violado varios protocolos y, "si no hubieran renunciado, habrían sido despedidos".

    Además, el jefe de la Policía de Tucson pidió disculpas por la demora en notificar al público y a las autoridades sobre lo sucedido.

    No se conoce todavía si la alcaldesa de la ciudad, Regina Romero, aceptó la renuncia de Magnus.

    Etiquetas:
    protestas, renuncia, policía, muerte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook