En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los pasajeros del barco Zaandam presentaron una demanda contra la línea de cruceros Carnival Corporation y su filial Holland America Line por su incapacidad de reducir el riesgo de contagio del COVID-19 a bordo de la nave, comunicó el periódico USA Today.

    Los demandantes principales son Leonard Lindsay, que mostró síntomas de la enfermedad y tuvo que permanecer a bordo del crucero durante una semana después de que atracara el barco, y Carl Zehner, que dio positivo al coronavirus y fue transportado por aire a un hospital en Orlando y pasó tres semanas con ventilador respiratorio.

    "Ahora, Lindsay y Zehner son los principales demandantes en un pleito colectivo que representa a más de 1.000 pasajeros de Zaandam contra Holland America Line y su empresa matriz, el gigante de cruceros Carnival Corporation", escribe el USA Today, basándose en una copia del documento que tiene a su disposición.

    Se dice que "Carnival Corporation y Holland America actuaron de manera negligente al no tomar medidas para proteger a sus pasajeros del coronavirus ni mitigar el riesgo de infección después de que la compañía se diera cuenta de que el virus ya se había propagado en varios barcos de Carnival, incluidos Princess Cruises, Diamond Princess y Grand Princess".

    En su queja, los pasajeros no solo buscan una indemnización monetaria, sino piden que las empresas reformen su política de cruceros.

    En particular, exigen que a partir de ahora las compañías "den a conocer a los futuros pasajeros la naturaleza y la tasa de riesgo de enfermedades transmisibles en sus barcos", "implementen desinfección e higienización en sus barcos durante el viaje y entre los viajes", así como que cumplan con las normas de distanciamiento social, desembarquen y pongan en cuarentena a los pasajeros después de recibir información sobre una infección transmisible a bordo de la nave.

    El crucero Zaandam, con 1.800 personas a bordo, salió de Argentina para Chile el 7 de marzo pasado pero se vio obligado a cambiar la ruta después de que varios países latinoamericanos cerraran fronteras por la pandemia del coronavirus y negaron al barco la entrada en sus puertos. A principios de abril el crucero, que ya llevaba pasajeros enfermos, finalmente atracó en Florida.

    Un total de cuatro personas fallecieron a bordo de Zaandam, dos muertes se confirmaron como provocadas por el COVID-19, además, un tripulante murió en el hospital después del desembarco.

    Etiquetas:
    COVID-19, crucero
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook