En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 251
    Síguenos en

    Hollywood ha infundido parte de su magia a lugares que parecen a simple vista comunes, transformándolos en una parada obligada. Sin embargo, estos míticos sitios turísticos a veces se convierten en un peligro para los que la visitan.

    Uno de estos casos es el autobús 142 del Sistema de Tránsito de la ciudad de Fairbanks, Alaska, uno de los protagonistas del libro Into the Wild (Camino salvaje, en español) y de la película homónima. 

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от COMBAT LEARJET (@combat_learjet)

    Por la significancia que tuvo en la historia y la romántica imagen que creaba en el lugar, se convirtió en el destino predilecto de muchos turistas, algunos de los cuales incluso llegaron a perder su vida en el camino a encontrarlo

    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska
    © REUTERS / Alaska National Guard
    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska

    Es por esto que la Guardia Nacional de Alaska ha decidido sacar este autobús del Parque Nacional Denali, donde estaba ubicado, con un helicóptero.

    El vehículo en ruinas ha sido trasladado a un lugar no revelado, de acuerdo con las autoridades.  

    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska
    © REUTERS / Alaska Department of Natural Resources
    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska

    El mito alrededor del autobús se formó debido al libro del periodista Jon Krakauer, quien narra la trágica historia de Christopher McCandless, un estadounidense de 24 años que decide irse de su casa para vivir en la naturaleza. Sin embargo, esta hazaña resultó ser fatal para el joven, quien murió de inanición en este autobús luego de que la crecida del río Teklanika le imposibilitara regresar a la civilización. 

    No ha sido el único que ha fallecido en estos parajes. Claire Ackermann, una mujer suiza de 29 años, se ahogó en el río Teklanika mientras intentaba llegar al autobús en 2010. A otra mujer, Veronika Níkonova, una bielorrusa de 24 años, le pasó lo mismo en 2019.

    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska
    © REUTERS / Alaska Department of Natural Resources
    Retirada del autobús 142 del Sistema de Tránsito de Fairbanks del Parque Nacional Denali, Alaska

    Asimismo, la Guardia de Alaska comunicó que realizó 15 rescates relacionados con este vehículo entre 2009 y 2017. Además, de las cientos de llamadas que recibieron por los excursionistas que se perdieron o resultaron heridos en camino al sitio. Por esta razón, se tomó la decisión de mudar lo que fue el último hogar de McCandless.

    "Este lugar ha sido profanado y ahora ha sido borrado. Pero es realmente trágico que la gente siga muriendo haciendo cosas estúpidas (…) Desearía que el autobús hubiera permanecido como estaba, pero escribí el libro que lo arruinó", señaló el autor que lo inmortalizó.

    Por su parte, Jon Krakauer comunicó a The Washington Post que su experiencia visitando el autobús en 1993, tres meses después de la muerte del joven estadounidense, fue inolvidable. Sobre el traslado, aseguró que la noticia lo dejó "boquiabierto".

    Etiquetas:
    autobús, EEUU, Alaska
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook