En directo
    América del Norte
    URL corto
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (237)
    0 24
    Síguenos en

    Unos manifestantes se congregaron ante el Museo de Historia Nacional de Albuquerque, en Nuevo México (EEUU), a fin de rezar y solicitar de forma pacífica la retirada de la estatua de un conquistador español. Cuando las cosas se pusieron violentas, uno de los asistentes sacó su arma y sembró el caos en el lugar de la concentración.

    Lo que en un principio era una petición pacífica para que se retirara el monumento degeneró en actos más explícitos: algunos protestantes pusieron una bolsa de basura en la cabeza del conquistador y se le ató una cadena de metal al cuello, de la que la multitud comenzó a tirar.

    En ese momento, algunos manifestantes encaran a un hombre allí presente, vestido de paisano y con un arma de fuego en la mano. Una persona enmascarada lo agrede con su patín y empieza el caos:

    El ambiente se tensa por momentos y alguien grita que se trata de un agente de policía. Entre gritos de "¡a por él!" y "¡síganlo!", el sospechoso asistente se aleja del resto de personas, pero algunos lo persiguen y entonces él y otro manifestante se enzarzan en una pelea que acaba en disparos. La persona que graba, igual que el resto, sale corriendo.

    En este vídeo, grabado tras el forcejeo, se puede ver a un manifestante herido rodeado de personas que tratan de ayudarlo. Los medios locales informan de que la víctima fue trasladada al hospital y se encuentra grave pero estable.

    En cuanto al agresor, la policía llegó rápidamente al lugar y lo detuvo tras usar gas lacrimógeno para dispersar a la multitud. Según afirma la autora de este tuit, el responsable es el hombre de azul que se puede ver en las imágenes.

    Ya se está investigando quién era el atacante y si pertenece a algún grupo. Hay informes que apuntan a que podría pertenecer a un grupo de milicianos armados, pero no está confirmado y la Policía y el FBI están analizando la información. Hay quien defiende al autor de los disparos, al ver en los hechos un acto de defensa propia, pero las autoridades locales no han dudado en condenar el suceso.

    El alcalde de la ciudad, Tim Keller, ha anunciado que la estatua será retirada porque el asunto se ha convertido en una "cuestión urgente de seguridad pública". Por su parte, la gobernadora Michelle Grisham declaró que "no hay espacio de ninguna manera en Nuevo México para ninguna milicia potencial que busque amedrentar a los neomexicanos.

    Tema:
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (237)
    Etiquetas:
    disparos, estatua, Albuquerque
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook