En directo
    América del Norte
    URL corto
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (245)
    193
    Síguenos en

    La actividad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Facebook y la decisión del fundador de la red social, Mark Zuckerberg, de no certificar u ocultar sus mensajes han provocado el enojo de la plantilla. Cientos de empleados han realizado una protesta virtual por la pasividad del gigante virtual ante las publicaciones del mandatario.

    Los últimos mensajes del líder norteamericano, en relación a las protestas por la muerte de George Floyd, han incendiado las redes sociales. Tras las manifestaciones del viernes 29 de mayo en Minneapolis, Trump publicó un texto que finaliza con una advertencia a los manifestantes: "Cuando empiecen los saqueos, comenzarán los disparos".

    Palabras que en Twitter fueron ocultadas por aviso y limitada su circulación, ya que consideraron que incitaban a la violencia. Sin embargo, en Facebook, el mensaje del mandatario sigue intacto, a pesar de las críticas de usuarios y empleados. Un post que hubiese sido eliminado si viniese de otro usuario al contradecir las normas de la red social.

    Y es que, en octubre del año pasado, en una audiencia pública con el Congreso de Estados Unidos, Zuckerberg aseveró que cualquier persona que llamará a la violencia sería censurada. No obstante, el viernes, tras la publicación de Trump, el creador de Facebook mostró dudas sobre cómo responder ante los comentarios del presidente.

    "Personalmente, tengo una reacción visceral negativa a este tipo de retórica divisiva e inflamatoria... Pero soy responsable de reaccionar no solo en mi capacidad personal sino como el líder de una institución comprometida con la libertad de expresión", explicó a través de Facebook.

    Una respuesta que no contentó a la plantilla de la red social. La indignación se extendió por los foros internos de la compañía, aunque muchos trabajadores han reconocido públicamente su desacuerdo con la flexibilidad de Zuckerberg. "No estoy orgulloso de cómo nos estamos presentando", expone en Twitter Jason Toff, director de product management. Otra empleada de Facebook, Sara Zhang, escribe: "La reciente decisión de Facebook de no actuar en publicaciones que incitan a la violencia ignora otras opciones para mantener segura a nuestra comunidad".

    Motivo por el que centenares de empleados, ahora mismo en régimen de teletrabajo, se tomaron el día libre y organizaron un parón virtual para protestar por las últimas decisiones de la empresa. Inédita protesta en el seno del gigante tecnológico que obligó a Zuckerberg a adelantar la reunión semanal con los empleados al 2 de junio, prevista para el jueves 4 de junio. En esta, los trabajadores tendrán la oportunidad de preguntar al presidente de la empresa sobre sus últimas decisiones.

    La postura de Facebook ante las publicaciones del Trump, con quien Zuckerberg habló por teléfono el viernes 29 de mayo, ha sido menos beligerante que la de la competencia. Y es que Twitter, además del mensaje de los disparos, decidió denominar como información falsa dos tuits del presidente sobre el voto por correo y acusaciones veladas sobre fraude electoral. Bajo estas publicaciones, la red incluyó un enlace a una página en la que se recogían varios estudios sobre los temas tratados.

    Durante su mandato, el presidente de Estados Unidos ha clamado contra las redes sociales por censurar los mensajes conservadores y propagar el ideario progresista. Tras la actuación de Twitter ante sus comentarios, Trump firmó una orden ejecutiva que, de hacerse efectiva, podría acabar con la protección legal de la que gozan las redes sociales frente al contenido que publican en ellas sus usuarios.

    Tema:
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (245)
    Etiquetas:
    Twitter, Facebook, redes sociales, Estados Unidos, Donald Trump
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook