En directo
    América del Norte
    URL corto
    El coronavirus en Estados Unidos (242)
    0 20
    Síguenos en

    NUEVA YORK (Sputnik) — Los trasplantes de órganos de donantes vivos en EEUU cayeron 90% en plena pandemia de coronavirus, lo que ha provocado incluso que las partes de algunos cuerpos de personas infectadas o muertas a causa de la enfermedad no puedan ser transplantadas.

    La situación revela dos facetas distintas de la crisis sanitaria que afecta a EEUU: por un lado, el país más golpeado por el COVID-19 (enfermedad causada por el nuevo coronavirus) está luchando para salvar a aquellos que sufren el patógeno, con la mayoría de los hospitales cancelando las cirugías no esenciales para enfocarse en la pandemia.

    Por otro lado, se sigue instando a los donantes vivos y a sus receptores a proceder con los trasplantes siempre que sea posible, para asegurar que los primeros ejerzan su responsabilidad moral y estos últimos no pierdan la posibilidad de disfrutar de una vida más saludable.

    "Desde comienzos de marzo, los trasplantes de donantes vivos han disminuido drásticamente", dijo el oficial médico jefe de la Red Unida para la Donación de Órganos (UNOS en inglés), David Klassen, durante un seminario web al que asistieron representantes del sector de trasplantes de EEUU.

    "Tenemos muy pocos por semana. En la mayor parte del país, los trasplantes de donantes vivos se han paralizado completamente", agregó.

    La situación es un poco mejor con donantes ya fallecidos, "aunque Nueva York ha visto reducirse significativamente el número de donantes", dijo Klassen, en referencia al estado del noreste del país que concentra actualmente un tercio de las más de 31.000 muertes que han ocurrido en EEUU a causa del COVID-19.

    Situación grave

    El escenario es lo suficientemente grave como para que la UNOS emitiera un aviso para que aquellos que se encuentran en lista de espera avancen con sus trasplantes cuando les sea posible, a pesar de la moratoria de cirugías no esenciales que están aplicando la mayoría de los hospitales.

    Los trasplantes son considerados emergencias, pero tanto el donante como el receptor deben ir a los hospitales para realizar las cirugías.

    Así, con las medidas de distanciamiento social y los centros de salud convertidos en lugares de alto riesgo de contagio, es un dilema para ambas partes: ¿toman las máximas precauciones y renuncian al procedimiento corriendo el riesgo de perder la oportunidad? ¿O se arriesgan, aun sabiendo que pueden contagiarse el COVID-19?

    La red está al tanto de esta situación, por lo que sus consejos son extremadamente delicados.

    "Para proteger la salud y la seguridad de todas aquellas personas involucradas en la recuperación y trasplante de órganos durante la pandemia de COVID-19, UNOS recuerda a sus miembros que coordinen las cirugías de recuperación de órganos con equipos locales siempre que sea posible, incluyendo aquellas que puedan estar disponibles en el hospital del donante", consigna un aviso de UNOS publicado en marzo.

    "Esto no es un requisito, pero es una recomendación", dice la red, añadiendo que fue sugerido también por la Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Trasplante, la Asociación de Técnicos Quirúrgicos y la Asociación de Organizaciones de Obtención de Órganos.

    Klassen dijo en el seminario web que al tanto de que "una gran cantidad de programas de donantes han retirado pacientes de las listas de espera por problemas vinculados al COVID-19".

    De 600 donantes vivos a 60 en un mes

    Antes del brote del nuevo coronavirus se realizaban por mes en EEUU unos 600 trasplantes de órganos de donantes vivos, según datos de UNOS, una organización privada sin fines de lucro que gestiona el sistema estadounidense de trasplantes.

    Pero este año, hubo un promedio de 584 donantes en enero y febrero, y de 274 hasta el 15 de marzo, fecha en que miles de casos de COVID-19 comenzaban a confirmarse a diario en todo el país, que empezaba a confinarse para evitar la propagación del virus.

    Para el 31 de marzo se habían apenas 60 trasplantes más de órganos de donantes vivos.

    Mientras a principios de año había unos 20 trasplantes diarios, a fines de marzo se realizaban tan solo cuatro por día.

    La caída ha sido más significativa desde entonces, ya que en los primeros 13 días de abril hubo solo 26 trasplantes, un promedio de dos por día, lo que supone una disminución de 90% respecto de enero y febrero.

    Trasplantes de donantes muertos caen 70%

    La UNOS no brinda información sobre las víctimas de COVID-19 que estaban registradas como donantes de órganos y no pudieron continuar el proceso debido a la infección.

    Pero afirmó que en febrero se realizaban por día 194 trasplantes de órganos de donantes fallecidos, en marzo fueron apenas 82, y solo 60 en lo que va de abril, lo que constituye una baja de 70%.

    La Sociedad de Trasplantes, cuyo trabajo es asistir la donación de órganos en todo el mundo, afirmó que los hospitales de las ciudades de Nueva York y de San Francisco (oeste) —otro de los epicentros del COVID-19 en el país— estaban batallando para poder realizar trasplantes bajo circunstancias difíciles.

    La organización agregó que algunos de sus miembros estuvieron expuestos al virus y muchos otros se enfermaron.

    Además, realizan las recorridas intrahospitalarias de manera virtual y redujeron al mínimo la cantidad de integrantes de los equipos en los hospitales.

    Además, los quirófanos se adaptaron como unidades de cuidados intensivos para dos personas, y los procedimientos se están realizando con doble ventilación de una única máquina para duplicar la capacidad de las unidades.

    Según los últimos datos de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en EEUU hay más de 632.000 casos confirmados de COVID-19, enfermedad que ya mató a más de 31.000 personas en todo el país.

    Tema:
    El coronavirus en Estados Unidos (242)
    Etiquetas:
    cirugía, donación de órganos, paciente, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, San Francisco, Nueva York, hospital, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook