En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Senado mexicano debe comenzar en febrero próximo los trabajos sobre una ley que regule el mercado de la marihuana, antes de que termine el plazo inamovible establecido por la Suprema Corte de Justicia, dijo a Sputnik la experta internacional en temas de narcotráfico Zara Snapp.

    "Lo bueno es que la ley ya no está en manos del Presidente (Andrés Manuel López Obrador), sino que ya está en poder del Senado, que comenzará trabajos en febrero próximo, y los legisladores tienen un mandato muy directo de la Suprema Corte de legislar sobre el tema", dijo Snapp, cofundadora del Instituto RIA para la incidencia en políticas públicas, a esta agencia.

    La especialista, que trabajó sobre el desafío del narcotráfico en Colombia, subrayó que a pesar de la ambigüedad mostrada por el mandatario sobre la ley "este asunto dejó de ser un tema de voluntad política y comienza a ser un asunto de derechos reconocidos".

    Cuando los senadores no pudieron cumplir con el plazo del 30 de octubre pasado, límite para que el Congreso aprobara la nueva ley sobre el uso integral de la cannabis, el máximo tribunal acordó una "prórroga excepcional y por única ocasión", para atender la complejidad de la materia.

    El nuevo plazo vence el último día del periodo ordinario de sesiones del Congreso, que transcurrirá del 1 de febrero al 30 de abril de 2020.

    La también autora del "Diccionario de Drogas" detalló que la sesión del Senado comenzará el 4 de febrero próximo, tres días después que reinicien los trabajos de Poder Legislativo, tras el receso de fin de año, "para modificar los cinco artículos de la Ley General de Salud en las dos cámaras del Congreso".

    La activista, a favor de la legalización de los usos de la marihuana, una de las más destacadas que cabildea en los pasillos del Congreso, explicó que la mayoría del trabajo se realizará en el Senado porque es la cámara dictaminadora.

    Además, sigue siendo la Comisión de Justicia senatorial la que tiene que dictaminar la ley, junto con la Comisión de Salud y la de Estudios Legislativos, con opinión de Seguridad Pública, antes de pasar a votación del pleno.

    Nuevas jornadas por la legalización

    Hasta la fecha, ni los senadores ni los partidos políticos presentaron un nuevo anteproyecto diferente al texto que naufragó en octubre pasado.

    "Lo que hemos visto es la misma versión que tuvo mucho rechazo en la sociedad civil, justo porque no contemplaba la despenalización de los usos de la marihuana, ni el levantamiento de la criminalización en el código penal federal", explica Snapp.

    Aquel proyecto de ley tampoco tomaba en cuenta las necesidades de las comunidades rurales, "ni la posibilidad de que los campesinos pudieran participar en el mercado", continuó la experta.

    También mostraba problemas para resolver el origen de las semillas, el llamado dilema de "la primera semilla", que habría terminado en una solución absurda: "hubiéramos tenido que importar semillas de otros países".

    Ante esas disyuntivas, los legisladores pidieron a la Corte Suprema una prórroga.

    "Estamos comenzando a presionar para que tomen en cuenta las propuestas que hemos hecho en los últimos meses, surgidas de propuestas surgidas de muchos años de trabajo de la sociedad civil", adelanta la promotora de la legalización, basada en experiencias de otros países como Uruguay, EEUU y Canadá.

    Entre los nuevos pasos considerados por el movimiento por la legalización está crear un marco de acciones para hacer conciencia en la población de la Ciudad de México, pero también en todo el país para enmarcar la reapertura de los trabajos legislativos.

    "El objetivo es movilizar a mucha gente que ha estado participando, mostrar que es un tema directamente vinculado con la construcción de paz y la justicia social, este año vamos con todo para tener la ley que este país requiere", puntualizó.

    Durante más de 12 años, diferentes gobiernos de México combatieron en forma bélica a los cárteles de narcotraficantes violentos y bien armados.

    La llamada Lucha contra las Drogas generó en paralelo el tráfico de unas 200.000 armas procedentes de EEUU cada año.

    El senador oficialista, Julio Menchaca, dijo en octubre pasado que la marihuana legal podría generar casi 1.000 millones de dólares en ingresos fiscales anuales.

    México y EEUU acordaron diversas acciones contra el crimen trasnacional en el marco de una vista del fiscal general estadounidense William Barr.

    Etiquetas:
    Senado de México, ley, cannabis, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook