En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — El Gobierno cubano espera un crecimiento estimado de 1,3% para 2020, dijo en la Asamblea Nacional el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, quien agregó que la expansión será baja como consecuencia del recrudecimiento de las sanciones de EEUU contra la isla.

    "Para el año 2020 se espera un bajo crecimiento, con una tasa estimada del 1,3%, en medio de un complejo contexto internacional caracterizado por el agravamiento de las tensiones comerciales", afirmó el titular cubano de Economía durante la IV sesión ordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento).

    Gil señaló que las perspectivas económicas mundiales para 2019 apuntan a la baja, en comparación con lo estimado a principios de año y citó datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sobre que en la región de América Latina y el Caribe persiste la desaceleración generalizada.

    El gobierno prevé una expansión de apenas 0,6% para este año.

    El ministro apuntó que uno de los factores negativos en el bajo crecimiento económico en la isla fue el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla desde 1962, y puso como ejemplo las sanciones tomadas por Washington para impedir la llegada de combustible, que afectaron sensiblemente la producción de bienes y servicios destinados a los cubanos.

    También subrayó que hubo que enfrentar restricciones adicionales en la asignación de portadores energéticos, con afectaciones significativas en el transporte público, la agricultura, la producción y distribución de alimentos, además de la paralización temporal de algunas inversiones.

    A pesar de este escenario, "no se han aplicado medidas neoliberales, ni cerrado escuelas ni hospitales. Tampoco se han incrementado los precios de los combustibles ni de la electricidad para disminuir el consumo", señaló el ministro.

    De cara al 2020, Gil insistió que se priorizará la compra de alimentos, medicamentos, combustible, fertilizantes y plaguicidas para la producción nacional de alimentos, el pago de deudas que garantizan nuevos créditos y el financiamiento para la industria nacional.

    A su vez, se proyecta que las exportaciones crezcan en un 3,7%, a partir del turismo, las telecomunicaciones, el níquel, los productos biofarmacéuticos, tabaco, azúcar, ron, productos del mar, de la minería, carbón vegetal y miel.

    Además, adelantó que se evalúan más de 50 nuevos proyectos de inversión extranjera, lo que abre otra oportunidad para el sector empresarial, al probarse que retengan el 50% de la liquidez de los productos y servicios que comercialicen a las entidades enclavadas en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), al oeste de La Habana.

    "La ZEDM cuenta ya con 50 negocios aprobados, con un monto de inversión comprometido que supera los 2.600 millones de dólares y generan más de 7.400 empleos", precisó Gil.

    También se respaldarán los balances materiales, la construcción y montaje de los equipamientos para los programas de desarrollo turístico con la creación de 4.000 nuevas capacidades hoteleras, y se prevé la terminación de 15.000 viviendas por la vía estatal, informó el ministro.

    El comercio de Cuba ha disminuido constantemente desde 2014, debido a que Venezuela, su aliado político, sucumbió a la caída de los precios del petróleo y a una profunda crisis financiera.

    Estados Unidos sancionó a más de 100 compañías cubanas, impuso restricciones de viaje más estrictas a sus ciudadanos y puso en vigor una ley de 1996, que permite a los cubano-estadounidenses demandar a compañías extranjeras que usan propiedades nacionalizadas tras la Revolución de 1959.

    Etiquetas:
    bloqueo económico, sanciones, EEUU, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook