En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 71
    Síguenos en

    La prueba del misil de alcance medio llevada a cabo en EEUU el 12 de diciembre es un indicio de una política hipócrita del país norteamericano, dijo a Sputnik el analista político Andréi Koshkin.

    El experto explicó que EEUU procura hacerse cuanto antes con los misiles de esta clase y que "no les preocupa que estuvieran trabajando sobre estos proyectos durante la vigencia del tratado INF", que prohibía el emplazamiento de dichos proyectiles.

    "Así es la política hipócrita de EEUU, que no cumple siquiera con las condiciones de los acuerdos que firmó en el escenario internacional", dijo.

    Como consecuencia de ello, se puede esperar que el próximo paso sea el emplazamiento de estos misiles sobre el territorio europeo, lo cual acarreará una reacción negativa en dichos países, agregó Koshkin. Por su parte, Rusia se verá obligada a tomar medidas adecuadas para la neutralización de la amenaza, concluyó.

    Lanzamiento de misil de crucero Tomahawk
    © AP Photo / Mass Communication Specialist 3rd Class Ford Williams/U.S. Navy
    El ensayo del misil ocurrió cuatro meses después de que EEUU se retirara del tratado INF. Este documento prohibía poseer misiles de emplazamiento terrestre con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros. El argumento para abandonar el tratado fue su supuesta violación por parte de Rusia, aunque tan solo dos semanas más tarde EEUU ya estuvo probando misiles de esta clase.

    De hecho, los trabajos sobre los misiles prohibidos se llevaban a cabo en el país norteamericano desde 2017, según muestran las imágenes satelitales publicadas por el Ministerio de Defensa de Rusia y la asignación de 58 millones de dólares para el desarrollo de estos misiles por parte del Congreso de EEUU.

    Etiquetas:
    misiles balísticos, misiles, Rusia, EEUU, Tratado INF
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook