09:13 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    'Impeachment', un gran fracaso que daña más a los demócratas que a Trump

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    América del Norte
    URL corto
    Por
    6241
    Síguenos en

    El enésimo escándalo político ha echado a andar en EEUU después de que los demócratas estadounidenses decidieran dar inicio a un proceso de 'impeachment' contra Donald Trump por su supuesta presión a las autoridades de Ucrania.

    El nuevo proceso arranca por iniciativa de los congresistas demócratas, que acusan a Trump de presionar al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, durante una charla que tuvo lugar en julio de este 2019. Los demócratas afirman que Trump presionó a su homólogo ucraniano para que abriera una investigación contra el exvicepresidente Joe Biden, uno de sus rivales políticos de cara a las elecciones del próximo año.

    La reacción de Trump no se ha hecho esperar. El mandatario de EEUU desclasificó e hizo pública su conversación con Zelenski en la que discutían la investigación del caso Biden. No obstante, Trump niega que ejerciese presión alguna en la llamada a su homólogo ucraniano. No es ninguna sorpresa que el impeachment llegue justamente cuando está cerca de empezar la campaña preelectoral para las presidenciales de 2020.

    Caso Biden

    En abril del 2014, Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente demócrata, fue nombrado miembro del Consejo de Administración de la mayor empresa privada de petróleo y gas de Ucrania, Burisma Holdings, cuya oficina central se encuentra en Limasol (Chipre). El portavoz del entonces presidente Obama aseguraba a todo el mundo que el hecho de que Hunter trabajase en esa empresa y en ese sector "no significaba apoyo alguno de la Administración". Lo cierto es que el nombramiento de Hunter coincidió con la participación activa en la política ucraniana de su padre, Joe Biden, responsable de las relaciones políticas y económicas con ese país durante la Administración Obama.

    "Tiendo a conversar más con el presidente [Poroshenko] que con mi esposa. Creo que ambos se arrepienten de eso", dijo con sorna Biden en el 2015 en una rueda de prensa con el entonces presidente electo de Ucrania, Petró Poroshenko, al que los demócratas apoyaron ampliamente después del golpe de Estado acaecido en el país. 

    "Hunter Biden no tenía experiencia en Ucrania", asegura el periodista conservador Peter Schweizer. "Carecía de experiencia en el sector energético. No hay una explicación legal para que ocupara ese puesto en la compañía energética. Eso solo puede explicarse por el hecho de que su padre era responsable de proporcionar dinero a Ucrania", agregó Schweizer.

    Sobre Burisma Holdings pendían sospechas de evasión de impuestos y lavado de dinero. El entonces fiscal general de Ucrania abrió una investigación a gran escala contra la empresa, pero no logró terminarla. En marzo del 2016, el Gobierno de Poroshenko se vio obligado a destituir al fiscal Víktor Shokin. Joe Biden no ocultó en ningún momento que tuvo que ejercer presión sobre las autoridades:

    "Dije: 'Me voy en seis horas y, si no despiden al fiscal, no tendrán el dinero'. Dimitió. Bueno, hijo de puta... Le despidieron. Y pusieron en su lugar a alguien más fiable en aquel momento", expresó Biden en una conferencia de prensa. 

    El dinero que Biden amenazó con retener eran 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos de EEUU a Ucrania. Después de que las autoridades ucranianas cedieran a esta presión, las acusaciones contra la compañía y Hunter Biden se desvanecieron. Biden sigue negando las acusaciones y afirma que la política estadounidense y sus acciones en Ucrania no tuvieron nada que ver con el trabajo de su hijo: "Nunca hablamos de su trabajo", asegura.

    Enésimo intento de 'impeachment'

    No es el primer caso en el que los demócratas intentan acabar con la carrera de Trump por la vía del impeachment. El así llamado caso Mueller pretendía encontrar vínculos entre Donald Trump y las autoridades rusas, pero las pesquisas del fiscal general quedaron en agua de borrajas.

    "No hemos encontrado suficientes pruebas de culpabilidad", concluyó Mueller, echando por tierra así los anhelos demócratas de un posible impeachment contra el mandatario.

    Algunos medios recuerdan que, por alguna razón desconocida, nadie prestó atención al hecho de que el año pasado los senadores demócratas Robert Menéndez, Richard J. Durbin y Patrick J. Leahy escribieron una carta al fiscal general de Ucrania, Yuri Lutsenko, expresando su preocupación por el cierre de las investigaciones que, según ellos, eran importantes para completar el informe de Mueller

    En la carta insinuaban que estaba en juego el apoyo económico de EEUU a Ucrania. Describiéndose a sí mismos como "firmes defensores de una relación sólida y estrecha con Ucrania", los senadores demócratas declararon: "Hemos apoyado los procesos en Ucrania y nos decepciona que alguien en Kiev parezca haber dejado de lado estos principios [democráticos] para evitar la ira del presidente Trump". Y líneas más adelante añadieron: "Animamos a que Lutsenko [entonces fiscal general] cambie el rumbo y detenga cualquier esfuerzo para impedir la cooperación en esta importante investigación".

    Los propios medios estadounidenses se preguntan si no existe un doble rasero en el hecho de que parezca apropiado que los demócratas insten a Ucrania a investigar a Trump, pero se vea como una ignominia que el presidente sugiera a Kiev investigar a Biden. La principal paradoja es que, más que a Trump, la investigación de los demócratas podría dañar a su correligionario Biden, que en caso de fracaso del impeachment podría quedarse compuesto y sin Presidencia.

    Etiquetas:
    Volodímir Zelenski, Joe Biden, EEUU, Donald Trump, impeachment
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik