Widgets Magazine
03:36 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    John Bolton, el exasesor de Seguridad Nacional de EEUU

    Destitución de Bolton, ¿una oportunidad para la paz?

    © REUTERS / Carlos Barria
    América del Norte
    URL corto
    260
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — A través de su canal preferido, su cuenta de Twitter, y sin aviso previo al resto de su Gabinete, el presidente estadounidense Donald Trump anunció el despido del asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en una versión que difería de la del propio cesado.

    Pero más allá de intentar aclarar qué fue primero, si la gallina o el huevo, o en este caso la destitución o la renuncia, vale la pena analizar qué cambios podría provocar este suceso en la política exterior de Estados Unidos.

    La caída del halcón

    Bolton, nacido en Baltimore, Maryland (este) hace 70 años, se desempeñó en varias administraciones presidenciales republicanas desde la de Ronald Reagan (1981-1989) a la fecha.

    Para nadie era un secreto su actitud beligerante y sus críticas a los intentos de diálogo con los más disímiles países y conflictos, desde Rusia, Irán o Corea de Norte, hasta Cuba o Venezuela.

    Bolton supo atraer de mala manera la atención de la Casa Blanca hacia Latinoamérica. Su accionar diplomático fue cuestionado por muchos dirigentes políticos de la región.

    En Venezuela, fue partidario de las sanciones económicas contra el Gobierno de Maduro y la petrolera estatal PDVSA, y apoyó resueltamente, aunque sin resultados concretos, al opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino del país a fines de enero.

    El propio Nicolás Maduro lo acusó de ser el autor intelectual del atentado frustrado contra él en agosto de 2018, cuando un dron explotó durante una celebración militar.

    Con respecto a Cuba, Bolton promovió medidas que revirtieron la normalización de relaciones entre ambos países, iniciada bajo el mandato de Barack Obama. Entre otras acciones, se limitaron los viajes y remesas de EEUU a la isla y se le dio otro apretón de tuerca al bloqueo que dura ya casi seis décadas.

    Con esta decisión, Trump parece tomar distancia de algunas de las posturas de su asesor. "Informé a John Bolton anoche de que ya no necesitamos sus servicios en la Casa Blanca. Discrepaba en gran medida de muchas sugerencias, igual que otros en la Administración", decía el tuit.

    ​Pero está claro que la política exterior estadounidense no dependía exclusivamente de Bolton y su marcha no significará un cambio radical.

    El mundo reacciona

    Aunque en el Kremlin han sido cautos a la hora de opinar, el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, declaró que no espera modificaciones en la actitud de Washington.

    "No creemos que la presencia o el cese incluso de un funcionario de tan alto rango pueda cambiar la política exterior norteamericana", dijo Peskov a los periodistas que le preguntaron si el despido de Bolton podría influir en las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos.

    Peskov recordó que el presidente ruso, Vladímir Putin, comentó reiteradamente que Moscú está dispuesto a buscar una salida a la situación deplorable en la que se encuentran las relaciones bilaterales.

    "Pero no podemos buscar la salida en solitario, debemos hacerlo juntos. Confiamos en la reciprocidad y en el hecho de que tarde o temprano sea mostrada la voluntad política", apuntó Peskov.

    También señaló que el cese de Bolton es un asunto interno de EEUU. "Por lo tanto no pensamos intervenir en ese asunto. Nunca lo hemos hecho ni vamos a hacerlo ahora", enfatizó el portavoz del Kremlin.

    Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que Estados Unidos tiene que dejar el militarismo y comprender que esa política no es de su interés, al comentar el cese de John Bolton como consejero de Seguridad Nacional de EEUU.

    "Los estadounidenses deben comprender que los militaristas y el militarismo no son de su interés; los militaristas tiene que irse y Estados Unidos debe rechazar la política dura", dijo Rohaní.

    El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, coincide en que los cambios pueden significar un progreso en la situación con Irán.

    "Es probable que los últimos cambios de personal en Washington sean una buena señal de que alcanzaremos más que en el pasado [respecto a Irán]", afirmó Maas en una intervención en el Bundestag.

    Por otro lado, el politólogo sirio Ahmed Derzi comentó a Sputnik que Bolton fue destituido por su apoyo excesivo al aumento de tensiones en las relaciones con Irán, Rusia y China. En su opinión, con esta destitución, Trump dio a entender a estos países que está dispuesto a alcanzar la comprensión mutua.

    El próximo inquilino

    Esta es la tercera vez que queda vacante ese puesto en la era Trump. En esta ocasión, la Casa Blanca está examinando al menos 10 candidaturas para ocupar la plaza de asesor para la seguridad nacional, comunicó el canal de televisión CNN citando a fuentes familiarizadas con el asunto.

    Al menos tres fuentes consultadas por la cadena indicaron que Brian Hook, representante especial de EEUU para Irán, es uno de los candidatos más probables para ocupar el sillón dejado por Bolton.

    Entre los demás nombres de la lista suena con fuerza el de Ricky Waddell, mayor general en la reserva que durante un año se desempeñó como asesor adjunto del presidente Trump para la seguridad nacional.

    En cualquier caso, cabe esperar que con el nuevo asesor, en Estados Unidos se abran oportunidades de nuevos enfoques hacia el mundo.

    Etiquetas:
    Donald Trump, militarismo, Irán, Rusia, seguridad nacional, EEUU, John Bolton, destitución
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik