03:01 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Cráneo hallado en una fosa clandestina (archivo)

    Una ley trae esperanzas a México en día de víctimas de desaparición forzada

    © Sputnik / Eliana Gilet
    América del Norte
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La aplicación de la ley de desaparición forzada, delito que involucra a agentes del Estado y nunca prescribe, trae esperanzas a familiares de México, dijo a Sputnik la religiosa Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a Derechos Humanos Asociación Civil (CADHAC).

    "Hay esperanzas renovadas con la ley general de desapariciones forzadas, vamos a tratar de implementar un plan estratégico sobre desapariciones para trabajar en conjunto para disminuirlas y neutralizarlas", dijo Morales vía telefónica desde Monterrey, capital del estado de Nuevo León, en la víspera del día establecido en 2010 por las Naciones Unidas para recordar a las víctimas de ese crimen.

    En los primeros meses de su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso en marcha un plan para implementar la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, promulgada en noviembre de 2017 tras un largo debate y en vigor desde enero de 2018.

    El plan es el principal resultado de recomendaciones de organismos internacionales y consultas con colectivos de familiares, que buscan a muchas de las más de 40.000 personas desaparecidas en los últimos 12 años en este país.

    "La ley obliga a las autoridades a investigar y sancionar a los culpables, pero los resultados han sido desiguales en el país, con distintas capacidades de reaccionar a una desaparición forzada", dijo Morales, quien fue reconocida por su labor con el Premio Nacional de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman) en 2015.

    Las denuncias de desapariciones han ido a la baja en el norte de México, pero no en todo el país, como el sureste y el estado de Veracruz, el más castigado en los últimos tiempos por la violencia del crimen organizado.

    "Aquí nos enteramos de desapariciones en carreteras y documentamos 28 casos que involucran la desaparición de 47 personas en Nuevo León, y solo una persona logró escapar este año de ser sometida a trabajos forzados", relató Morales.

    Gracias a la gestión de CADHAC, el principal responsable federal de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y la fiscalía del estado norteño firmaron un acuerdo de cooperación con la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas (ICMP, en inglés).

    El convenio recibió el apoyo de unos dos millones de dólares de la Agencia Internacional para el Desarrollo de EEUU, que permite la asesoría de forenses expertos en identificación genética, "que han trabajado en un número importante de restos procesados en áreas periciales de restos sin identificar".

    En México hay al menos 26.000 cuerpos sin identificar en las morgues.

    Además se encontraron más un millar de fosas clandestinas, la mayoría por el trabajo de madres apoyadas por organizaciones de la sociedad civil, según el propio Encinas.

    Dando vida a la ley

    La legislación obliga a todas las autoridades a colaborar, "es un mandato muy importante, porque hace pocos años a las familias no les hacían caso o les decían que sus denuncias eran mentiras", dijo Morales.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © REUTERS / Servicio de prensa de Andrés Manuel López Obrador
    En segundo lugar, "la ley va a ayudar a que la gente actúe cada vez más sin miedo y se una a la búsqueda de sus familiares", estimó la activista.

    En Nuevo León, estado fronterizo con EEUU, hay más de 3.000 personas desaparecidas, sin embargo los avances pueden ser mayores que en el resto del país.

    "Por diversas causas, incluidas las políticas, aquí hay más gente que trabaja con tecnologías avanzadas, hay expertos con especialidad en la investigación y búsqueda de personas", comparado con el resto del país, que tiene menor desarrollo industrial y comercial, dijo.

    En efecto, organizaciones civiles y religiosas lograron encontrar personas desaparecidas desde 2009, mediante pruebas genéticas de ADN, con respaldo profesional y mayores recursos económicos.

    "Hay una desigualdad económica en este país que repercute en el acceso a las tecnologías; pero la ley abre las esperanzas para que esa experticia sea más accesible, nos va a permitir encontrar pronto a un mayor número de persona desaparecidas", confió Morales.

    Confían en que los peritos ahora actúen con el respaldo de un mandato legal.

    "Ahora también hay que tomar en cuenta la voluntad política y los recursos económicos destinados a la búsqueda", destacó.

    El mayor logro de las numerosas consultas del equipo de Encinas con los colectivos "es lograr la centralidad de las víctimas y reconocer que las familias han empujado un cambio, que comienzan a perder el miedo, que ahora podamos verlas a la cara para que les demos una repuesta", sostuvo.

    López Obrador ha prometido que no habrá techo económico para esa deuda pendiente del país y de su administración, que cumple nueve meses.

    "Esperamos que se haga realidad con mejores equipos tecnológicos y confianza de la gente", advirtió la defensora.

    Morales consideró que son profundas las causas de la peor crisis de violencia, que ahora se profundiza con 15.051 homicidios dolosos en el primer semestre de 2019, el más grave desde comenzaron los registros en 1997.

    "Este drama ha sido el resultado de decisiones equivocadas, sin olvidar que las autoridades estuvieron involucradas en estos crímenes, todas las corporaciones y mandos policiales", sentenció.

    Un aspecto que le preocupa es la polarización creciente del país por razones políticas.

    "Creo que no podemos dividir a la sociedad entre buenos y malos, todos podemos cometer faltas y errores, la violencia se dejó crecer con decisiones políticas equivocadas para enfrentar el narcotráfico, pero el peso cayó sobre toda la sociedad sin distinciones", puntualizó.

    Morales, religiosa de la congregación de Notre-Dame, cursó un posgrado en derechos humanos y democracia en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y emprendió una larga labor pastoral social, con indígenas y niños de la calle, que la condujo a fundar CADHAC hace 26 años.

    Esta trayectoria la convirtió en una voz reconocida de la Red de Organizaciones Civiles del Norte de México.

    Etiquetas:
    México, desaparición forzada
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik