13:04 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Billetes de dólares

    Extitular de Desarrollo de México es imputada por desvío de 261 millones de dólares

    © Sputnik / Natalia Seliverstova
    América del Norte
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La extitular de las carteras de federales mexicanas de Desarrollo Social y Desarrollo Agrario, Rosario Robles, fue imputada formalmente por la Fiscalía de haber cometido "omisiones" que permitieron el desvío de unos 261,5 millones de dólares del gasto público, durante la administración de Enrique Peña Nieto.

    Robles fue acusada en una audiencia pública a la cual se presentó vestida de blanco con su abogado "por el posible ejercicio indebido del ejercicio público, porque supo por el cargo que tenía, de estos actos y no informó al presidente (Peña Nieto), y no actuó en contra a pesar de que ambas cosas están estipuladas en los reglamentos" del Gobierno federal.

    Una agente de Ministerio Público leyó las acusaciones por posible malversación de fondos, originalmente asignados a universidades públicas mediante un esquema de "empresas fantasmas" subcontratadas por esas casas de estudios, que no ofrecieron ningún producto o servicio.

    El esquema fue descubierto y publicado por primera vez el 5 de setiembre de 2017 por la organización independiente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y el portal independiente Animal Político, que la bautizaron como "Estafa Maestra", y esta es la primera vez que Robles es llevada a tribunales por la Fiscalía y la Auditoria Superior de la Federación (ASF) por "ejercicio indebido en el servicio público".

    La petición de la parte acusadora es que sea procesada "por los hechos conocidos como la 'Estafa Maestra'; por las irregularidades de las que tuvo conocimiento de manera interna y por la ASF, por hechos cometidos por servidores públicos de sus secretarías" de Estado.

    Como pruebas para sostener la acusación, las dos instancias acusadoras presentaron 27 convenios aprobados por Robles.

    "Usted sabía que resultarían afectadas terceras personas y usted era secretaria de Estado (…), en junio de 2014 usted tuvo conocimiento de los actos por parte de Juan Manuel Portal, entonces auditor superior de la federación, y volvió a tener conocimiento en septiembre de 2014 y junio de 2015", leyó la responsable del Ministerio Público.

    Los convenios suman 5.073 millones de pesos (261,5 millones de dólares al cambio de actual), asignados por las dependencias federales que encabezó Robles a universidades públicas de los estados de Morelos, Hidalgo, Quintana Roo, y Chiapas, entre otros centros académicos, para contratos que no ofrecieron resultados.

    La defensa

    Robles llegó acompañada por su hija, sus hermanas y un abogado defensor, y expresó a antes de entrar a la audiencia que asistía "como lo prometí, dando la cara, como la he dado siempre, muy tranquila".

    La defensa de Robles podría utilizar los argumentos de otros dos altos funcionarios bajo su mando, quienes en abril pasado se libraron de ser procesados por el mismo caso, desviando la responsabilidad del esquema de malversación a las universidades que recibieron los fondos públicos.

    Uno de ellos fue director de presupuesto en la oficina de la acusada, y otro fue coordinador de delegados de Robles en los estados de la federación mexicana, donde se encuentran las universidades provinciales involucradas.

    Los periodistas de investigación que llevaron el caso ante la fiscalía, rastrearon a las empresas subcontratadas por las universidades y descubrieron que eran inexistentes.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © AP Photo / Rebecca Blackwell
    El abogado de la acusada, Julio Hernández sostiene que la exfuncionaria "no firmó contrato alguno con las compañías fantasma, ni ordenó a nadie que se firmara nada".

    En una entrevista con Animal Político, el defensor dijo que "si las universidades hicieron un uso indebido del dinero que se les pagó por un trabajo legítimo, pues ellas serán las que tengan que responder".

    El jurista asegura que las carteras que encabezaba Robles sí recibieron los servicios que contrató su oficina con las universidades, "a pesar de que las compañías subcontratadas (por los centros académicos) son fantasmas", comentó la publicación.

    La imputada fue titular de Desarrollo Social desde diciembre de 2012 a 2015 y de Desarrollo Agrario y Urbano de 2015 a 2018.

    Pero su carrera política cobró notoriedad cuando fue la primera mujer en convertirse en jefa de Gobierno de la Ciudad de México, de 1999 a 2000, año en que entregó el cargo al actual presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando ambos militaban en el Partido de la Revolución de Democrática (PRD, centroizquierda).

    En los años en que López Obrador gobernaba la capital (2000-2006), Robles presidió el PRD, en 2002 y 2003.

    La dirigente que comenzó su militancia como dirigente universitaria, renunció en 2004 a ese partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, tras un escándalo de tráfico de influencias, basado en filmaciones secretas filtradas por un empresario argentino que denunció extorsiones de altos funcionarios capitalinos.

    El empresario es Carlos Ahumada Kurtz, quien sufrió cárcel y resultó ser amante de la acusada, historia que la llevó a contar su versión en un libro que tituló "Con todo el corazón".

    Alan García, expresidente de Perú
    © REUTERS / Guadalupe Pardo
    El presidente López Obrador dijo el lunes que nadie puede condenar a Robles de antemano y que "no se pueden hacer juicios sumarios" antes del veredicto judicial.

    "Sigo pensando lo mismo, que los responsables de la tragedia nacional son los de mero arriba", respondió el mandatario en forma críptica, en una de sus conferencias de prensa.

    El jefe del Ejecutivo aludió a sus expresiones hechas sobre el tema durante su campaña electoral, cuando dijo que Robles era un "chivo expiatorio".

    Etiquetas:
    justicia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik