Widgets Magazine
00:57 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Banderas de EEUU y México en el lugar del tiroteo en El Paso, Texas

    Activista mexicano: "Trump tiene las manos manchadas de sangre"

    © REUTERS / Jose Luis Gonzalez
    América del Norte
    URL corto
    Por
    2162
    Síguenos en

    Repudian visita del presidente Donald Trump a El Paso (Texas) a días de la masacre racista de Walmart. En diálogo con Sputnik, el activista Fernando García aseguró que el mandatario tuvo "una gran responsabilidad" en la masacre de 22 personas.

    La visita del presidente de EEUU Donald Trump a la ciudad fronteriza de El Paso (Texas) causó el rechazo de buena parte de sus habitantes, quienes ven responsabilidad del mandatario en el asesinato de 22 personas en un supermercado al que entró un hombre armado y disparó contra los allí presentes.

    "Nosotros vemos que el presidente tiene una gran responsabilidad, que no es nueva, él ha estado en los últimos dos años, una y otra vez atacando los migrantes, utilizando un lenguaje que los demoniza, los llama criminales, violadores a los mexicanos" dijo a Sputnik, Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (Border Network for Human Rights) de El Paso, Texas.

    "Sin duda, nosotros creemos que el presidente Trump tiene responsabilidad en que sus palabras hayan llevado a la muerte aquí en El Paso", afirmó.

    ¿Por qué Trump es responsable?

    El Paso es una ciudad en la que más del 80% de la población tiene un origen migrante, en su mayoría hispano, aunque no solamente.

    "Nos hemos dado cuenta que el terrorista, el que apretó el gatillo no fue él sólo, fue toda una agenda de odio, en la que desgraciadamente muchas de las palabras, de las ideas que este racista escribió antes de hacer el ataque, habían sido dichas por el presidente de los EEUU, por Trump", sostuvo García.

    El 'terrorista doméstico', como se lo ha llamado en distintos medios mexicanos —un hombre de 21 años llamado Patrick Crusius nacido en Allen, Texas—  había publicado una carta de cuatro páginas en un foro de discusión de internet titulada 'La verdad inconveniente', en la que sostiene que "este ataque es una respuesta a la invasión hispánica de Texas. Ellos son los instigadores, yo no. Simplemente estoy defendiendo mi país del reemplazo cultural y étnico provocado por esta invasión".

    El Paso es una ciudad con bajos índices de criminalidad, que no supera los 15 asesinatos al año. Es decir, en pocos minutos —indicó García— este hombre cometió más asesinatos que los cometidos en un año en esta ciudad fronteriza.

    Sin embargo, García recuerda un antecedente reciente de esta violencia racista:

    "Hace unos meses tuvimos aquí milicias supremacistas blancas armadas, civiles armados que llegaron aquí a la frontera. Cuando tuvimos la oportunidad de confrontarlos, ellos decían que venían a ésta frontera respondiendo el llamado del presidente Trump de defender al país de la invasión, con esas palabras", explicó.

     "El presidente Trump tiene sus manos manchadas en sangre, sus palabras, su actitud y su retórica ha causado la muerte de nuestras familias residentes en El Paso y él debe ser responsable a ello", dijo García.

    No es bienvenido

    Para recibir a Trump en El Paso este miércoles 7 de agosto, a cuatro días de los hechos, se organizó un evento local para darle la 'no bienvenida'. 

    "Los paceños no lo quieren aquí", sostuvo García.

    "Él es responsable de alimentar este odio y este racismo en contra de los migrantes y lo primero que tendría que hacer es arrepentirse", dijo García.

    En ese sentido, sostuvo que Trump "debería pedir perdón a todas las familias que han sufrido, no sólo de este acto terrorista, sino a las que han sido separadas, a las de los niños muertos en los centros de detención para migrantes. Y también, debe cambiar la retórica racista hacia los migrantes".

    "Finalmente, que eche para atrás toda su estrategia de detención y deportación, así como su estrategia de militarización de la frontera que tanto daño ha creado", agregó.

    Y concluyó: "Hay miles de personas que no le dan la bienvenida. Vamos a refrendar que somos una ciudad, una comunidad que le da la bienvenida a los migrantes y los refugiados".

    Etiquetas:
    México, EEUU, Texas, tiroteo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik