En directo
    América del Norte
    URL corto
    112
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — Estados Unidos y Rusia llegarán finalmente a un acuerdo para reducir la cantidad de armas nucleares, dijo a periodistas el presidente estadounidense Donald Trump luego de que su país se retirara del tratado sobre armas nucleares de medio alcance (INF por sus siglas en inglés).

    "Hemos conversado con Rusia sobre esto, sobre un pacto nuclear en el que ellos se deshacen de algunas (armas) y nosotros nos deshacemos de algunas", dijo Trump.

    Lanzamiento del misil estadounidense Tomahawk
    © AFP 2020 / Kenneth Moll / U.S. Navy
    El presidente añadió que "probablemente tengamos que incluir a China, pero ahora nosotros somos número uno, Rusia es número dos y China es número tres, si bien está bastante más abajo, en términos nucleares es mucho menor, pero ciertamente querremos incluir a China en algún momento".

    Trump se refirió asimismo a las relaciones de su país con Rusia, que calificó de "buenas".

    Washington y Moscú intentan desarrollar una buena relación pese a las dificultades que puso la "fraudulenta caza de brujas que ahora está muerta", dijo el presidente en referencia a la investigación de casi tres años sobre una presunta colusión entre Rusia y el ahora presidente para alterar el proceso electoral de 2016.

    "Pero yo diría, con Rusia, si logramos un pacto por el que ellos reducen y nosotros reducimos (armas) nucleares, eso sería algo grandioso para el mundo, y yo creo que ocurrirá", dijo.

    Donald Trump dijo que ha hablado con Rusia y con China la posibilidad de un nuevo acuerdo sobre control de armas y que ambos países se mostraron muy entusiastas al respecto.

    "Lo discutí con el presidente (de Rusia, Vladímir) Putin, y también con China", expresó el mandatario estadounidense.

    "Les puedo decir que China estaba muy, muy entusiasmado de hablar sobre esto, y también Rusia", añadió Trump.

    El portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, Jonathan Hoffman, dijo más temprano el viernes que su cartera se dedicará a desarrollar por completo nuevos misiles convencionales de lanzamiento desde tierra tras retirarse del tratado INF.

    Washington anunció en febrero que suspendería todas sus obligaciones emanadas del tratado en el plazo de seis meses si Rusia se negaba a retomar el cumplimiento estricto de las disposiciones del INF.

    Moscú insiste en que no ha violado las disposiciones del tratado, y asegura que las acusaciones de EEUU son infundadas.

    Es más, alega el Kremlin, los sistemas antimisiles de EEUU en Europa están equipados con lanzaderas capaces de disparar misiles crucero de alcance prohibido por el tratado INF.

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó en julio un decreto poniendo fin a la participación de su país en el pacto.

    El tratado INF obliga a las dos partes a eliminar y a renunciar de manera permanente todos sus misiles lanzados desde tierra y todos sus misiles crucero con alcances de entre 500 y 5.500 kilómetros.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook