En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    2271
    Síguenos en

    Más de 50 personas fueron detenidas en las redadas migratorias anunciadas por el presidente de EEUU Donald Trump. El escaso éxito de la medida se explica por la resistencia de los propios estadounidenses, explicó a Sputnik el fraile Luis Manuel Rosado.

    Para el fraile Luis Manuel Rosado, integrante de la Pastoral Migratoria de la Arquidiócesis de Chicago, las formas de organización de las decenas de comunidades migrantes han sido claves para resistir a las redadas anunciadas por el presidente Donald Trump porque contaron con el apoyo de muchos ciudadanos norteamericanos que ayudan diariamente a circular la información para protegerse.

    "Estamos hablando de que en un minuto pueden estar enteradas 50.000 personas por medio de las redes sociales", dijo Rosado en entrevista con Sputnik.

    Las detenciones se han realizado en espacios públicos y no en los hogares de las personas como en algún momento se practicó. Específicamente, se realizaron en los estacionamientos de cadenas comerciales multinacionales, como Home Depot y Walmart, explicó Rosado.

    Los miembros de la ICE (autoridad migratoria federal) "no traen ninguna orden de detención ni de arresto para hacer estas redadas, no tienen nada", agregó, y apuntó que la ilegalidad domina estos procedimientos, con los cuales no han logrado hacer detenciones masivas como en otra época.

    "La gente está con miedo, hay una paranoia general por las redadas que hicieron y las que continúan todos los días, que busca impactar en 11 millones de personas migrantes que viven en EEUU, para limitarlas al espacio de las casas", sostuvo.

    Es decir: la paranoia logra que los migrantes se autorrecluyan en sus espacios privados y se abstengan de participar en la vida pública de sus comunidades.

    ¿Por qué las cifras de detenciones han sido bajas?

    Según los anuncios de la autoridad migratoria norteamericana, 35 personas fueron detenidas y otras 18 fueron "descubiertas de manera colateral", por lo que a pesar de los potentes anuncios hechos por Trump, el número ha sido bajo ya que originalmente buscaban la detención de unas 2.000.

    Rosado explicó que estas detenciones siempre suelen ser violentas.

    "Ellos llegan, rompen puertas, entran con armas largas como si estuvieran tratando con criminales, tiran a todos al piso incluso a niños de dos años. Los esposan y todo. Es una violación de derechos civiles total", indicó.

    Sin embargo, el fraile no recuerda otro momento en sus 47 años de vida en que la autoridad migratoria anunciara previamente estas redadas, como lo hizo Trump desde hace un mes en una decena de las principales ciudades de su país.

    "Las redadas masivas se hacían anteriormente bloqueando un edificio completo, de dónde sacaban a todo mundo para verificar su estancia; al que no tuviera papeles, para afuera", dijo.

    Ahora, en cambio, el efecto de los anuncios ha sido pocas detenciones y un pánico ampliamente extendido gracias a los anuncios del presidente.

    ¿Cómo han respondido las comunidades?

    No sólo las comunidades latinas están en la mira de Trump, sino todos los migrantes que tengan una estancia irregular en el país, sin importar su origen: desde los polacos a los indios, desde los senegaleses a los coreanos. Todos están en riesgo, dijo Rosado.

    "Los que manejamos el tema de migración en EEUU sabemos que las redadas no van concentradas a los latinoamericanos, están concentradas a todo inmigrante ilegal. Sea quien sea, está sufriendo la misma situación. No hay diferencias", sostuvo.

    También hay ciudadanos norteamericanos de ascendencia migrante que participan de las redes de apoyo, graban videos de denuncia o pasan información relevante en momentos clave.

    Refirió como ejemplo que tanto la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, como el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, han prohibido a la policía local brindar apoyo a las autoridades federales de migración para las redadas.

    "Hay mucha resistencia a estas redadas en Chicago. Los mismos norteamericanos están protegiendo a los migrantes, la gente se está organizando y ya no está tolerando las cosas", sostuvo Rosado.

    ¿Qué efectos puede tener esta cacería migrante?

    Para Rosado, Trump está presionado por las próximas elecciones en el Senado de EEUU, dónde el presidente puede perder la mayoría que hasta ahora apoya su política.

    A su vez, está en proceso legislativo una regulación que busca otorgar la residencia permanente a los beneficiadas por los TPS (tratados de protección temporal que han obtenido en distintos momentos los salvadoreños, hondureños, haitianos, nicaragüenses y senegaleses, tras catástrofes naturales) así como a los llamados dreamers, jóvenes que entraron al país irregularmente con sus padres siendo niños y que crecieron en EEUU, a quienes se les permitiría obtener la ciudadanía en EEUU.

    La posición de Trump se ha visto debilitada por la voluntad de eliminar el beneficio que se otorgaba a los hijos de migrantes que se unieran al Ejército de EEUU, gracias a la cual sus padres recibían papeles de residencia, explicó Rosado. Al eliminar esta cláusula, Trump ha causado una disminución en el enrolamiento voluntario al Ejército.

    Para Rosado, la situación se explica por la calidad "racista" del presidente, quien por este motivo, no logrará la reelección en un segundo mandato. El fraile integra una congregación religiosa abiertamente opuesta a las políticas del actual presidente, que colabora sobre todo en la protección de la niñez migrante, la reunificación familiar y el acompañamiento de migrantes en centros de detención en EEUU.

    Chicago es una ciudad con predominio demócrata, dónde creció el expresidente Barack Obama y se estima que el 78% de su población es migrante.

    Etiquetas:
    Chicago, EEUU, migrantes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook