Widgets Magazine
En directo
    Carlos Urzúa, el exsecretario de Hacienda de México (archivo)

    Presidente mexicano reafirma proyecto de cambio tras renuncia de titular de Hacienda

    © REUTERS / Henry Romero
    América del Norte
    URL corto
    0 11

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó sus proyectos de cambio e inversiones en infraestructura al comentar la primera entrevista que ofreció el extitular de Hacienda, Carlos Urzúa, duro crítico de sus planes.

    "¿Qué pensaba? ¿Que iba yo a llegar a adaptarme y a dedicarme a hacer lo mismo?", cuestionó el mandatario al responder a la extensa entrevista ofrecida por Urzúa a la revista Proceso, que comenzó a circular esta semana.

    El líder de la izquierda nacionalista sostuvo que ganó las elecciones con la promesa de combatir la corrupción, impulsar un plan de austeridad y acabar con los privilegios.

    "¿Cuál es la sorpresa?", replicó en conferencia de prensa en la que al principio se negó a comentar la entrevista, a una pregunta de un periodista del único medio con el Urzúa habló hasta la fecha.

    Urzúa explicó el fondo de sus desacuerdo sobre la viabilidad de los megaproyectos de la administración: una refinería en el puerto de Dos Bocas que costaría hasta 8.000 millones de dólares; el Tren Maya de 1.500 kilómetros que uniría las playas y sitios arqueológicos de la Península de Yucatán; la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM); y la falta de capacidad de funcionarios "impuestos" por personajes influyentes como el secretario de la Presidencia, el empresario Alfonso Romo Garza.

    Urzúa dijo a la más influyente revista política del país que "el principal conflicto de interés se llama Alfonso Romo Garza, ideológicamente un hombre extrema derecha y en términos sociales oscila entre el Opus Dei y los Legionarios de Cristo", dos órdenes católicas de ultraderecha.

    "¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar a Augusto Pinochet y a Marcial Maciel, acabó no solo siendo amigo de López Obrador, sino incluso siendo el jefe de la oficina de la Presidencia?", preguntó Romo en la entrevista que resultó más explícita que los cuatro párrafos de su carta de renuncia del 2 de julio.

    El mandatario evitó volver a expresar su apoyo a Romo, como lo hizo un día después de la renuncia, ni mencionar el nombre de Urzúa.

    Sobre la discrepancia por la construcción de la refinería, López Obrador recordó que "tres veces he sido candidato (2006, 2012 y 2018) y tres veces he planteado que iba a impulsar la construcción de refinerías, porque llevaba 40 años que no se hacía una, ¿dónde está lo extraño?".

    Acerca de la construcción del aeropuerto que sometió a una consulta en la que participó casi un millón de personas, interrogó: "¿no dije que era una obra faraónica y un pozo de corrupción (el NAIM)? ¿Dónde está la novedad?".

    Horas después de la conferencia de López Obrador, el titular de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú contradijo al jefe del poder Ejecutivo.

    "No fue la corrupción por la que paramos el NAIM, las causas por las que se tomó la decisión fueron de índole técnicas y financieras", dijo en conferencia de prensa Jiménez Espriú.

    El dimitente fue remplazado por su número dos en la secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, quien estudió un doctorado en la Universidad de Nueva York y trabajó en el Banco Mundial.

    Etiquetas:
    infraestructuras, Carlos Urzúa, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik