En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El estado de Luisiana se preparaba para resistir el impacto de la tormenta tropical Barry, que tocará tierra el sábado como huracán en el sureste de EEUU, según el boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

    "Barry tendrá categoría de huracán cuando toque tierra el sábado (…) Se esperan marejadas ciclónicas peligrosas, fuertes lluvias y condiciones ventosas por la zona centro-norte de la costa del Golfo de México", dijo el CNH.

    A las 21:00 GMT, la tormenta se ubicaba a 115 kilómetros al sur-sureste de la ciudad de Morgan, en Luisiana y a 180 kilómetros de la desembocadura del río Mississipi con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora.

    Las autoridades de Nueva Orleans, en el sureste de Luisiana, pidieron a los residentes que no salgan de sus hogares después de la 01:00 GMT (del sábado), ya que la ciudad está bajo un aviso de tormenta tropical, que obligó a cerrar las compuertas contra inundaciones.

    La histórica ciudad aún lucha por superar los recuerdos del devastador huracán Katrina en 2005, que dejó bajo el agua a gran parte de la localidad y causó la muerte de unas 1.800 personas en varios estados; la llegada de Barry será una prueba de las medidas implementadas por las autoridades a lo largo de más de una década.

    A las 00:00 GMT, el Servicio Meteorológico de Nueva Orleans dijo que "comenzó a ver un aumento en la extensión e intensidad de las lluvias tropicales en el área. Se esperan lluvias torrenciales y rachas de viento".

    La banda británica de rock The Rolling Stones suspendió el concierto que realizaría el domingo en el estadio Mercedes-Benz Superdome, donde se refugiaron miles de personas durante el paso de Katrina, ante la llegada de Barry.

    "Nueva Orleans, nos veremos atrapados en el fuego cruzado del huracán pero nos quedaremos (en la ciudad) para tocar el lunes por la noche, así que tengan cuidado y nos vemos entonces", dijo el cantante Mick Jagger en su cuenta de la red social Twitter.

    ​En Baton Rouge, que registraría inundaciones a causa de las intensas lluvias pronosticadas, los habitantes preparaban bolsas de arena para contrarrestar el agua en sus propiedades, mientras que en la zona costera de Plaquemines (sureste) unas 10.000 personas fueron evacuadas.

    En tanto, soldados de la Guardia Nacional de Luisiana ayudaban a reforzar los diques del estado con bolsas de arena y el cuerpo militar envió agua potable y frazadas a áreas de distribución para ser entregadas tras la tormenta.

    El CNH dijo que se espera lluvia por varios días en la costa del estado por lo que sería muy probable que sucedan peligrosas inundaciones que podrían extenderse tierra adentro.

    "Luego de tocar tierra, se espera que Barry se mueva generalmente hacia el norte a través del valle de Mississippi hasta el domingo en la noche" pero ya debilitado en intensidad, informó el CNH.

    Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hacia afuera hasta 280 kilómetros del centro del fenómeno, agregó.

    El Gobierno declaró estado de emergencia para Luisiana, lo que permitirá acceder a fondos y ayuda federal.

    Etiquetas:
    tormenta tropical, huracán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook