En directo
    América del Norte
    URL corto
    110
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Las detenciones y repatriaciones de migrantes indocumentados, la mayoría centroamericanos, se incrementaron al menos 50%, dijo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

    Las detenciones y devoluciones desde EEUU son "bastante más que en meses pasados, bastante más, probablemente un 50% más”, dijo a periodistas la responsable de la política interior y migratoria de México.

    La funcionaria federal se refirió al acuerdo migratorio firmado el 6 de junio, que será evaluado el 27 de junio con la Casa Blanca, que incluye devoluciones de miles de extranjeros en la frontera norte mientras esperan las resoluciones de sus solicitudes de asilo.

    "En una cooperación y colaboración con los norteamericanos estamos atendiendo el tema migratorio", dijo la alta responsable del gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador.

    Sin embargo dijo que desconoce los planes de redadas y las amenazas del presidente de EEUU, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de productos mexicanos en caso de que no funcionen las medidas de control migratorio, que incluyen el despliegue de 6.000 guardias nacionales en la frontera sur y otros 15.000 en la frontera norte.

    "No tengo más conocimiento de lo que el presidente Trump considere, pero desde luego que México está haciendo su trabajo en la migración regular, ordenada y segura", dijo Sánchez.

    Sánchez Cordero dijo que las autoridades federales mexicanas han instalado y rehabilitado albergues en diversas entidades, y ofrecen servicios de salud y empleo en el sureste del país.

    La jerarca, que encabeza el gabinete de Seguridad Nacional, dijo que la situación migratoria "ya está bajo control”, sin nuevas caravanas como las que se presentaron desde finales del año pasado y los primeros meses de este año.

    "No creo que haya una crisis en este momento en México sino en los países expulsores", subrayó.

    Según las estadísticas oficiales, esos países son los tres que integran el Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), que atraviesa una crisis económica y de violencia delincuencial.

    Por su parte, López Obrador dijo en una gira por la frontera sur que "se está protegiendo a los migrantes para que no sean víctimas de tráfico de personas, porque hay gentes que se dedican a lucrar con la migración".

    En un discurso en Tapachula, a 40 kilómetros de la frontera con Guatemala, el mandatario sostuvo que la Guardia Nacional, integrada sobre todo por militares, no está reprimiendo a los indocumentados sino tratando de dar orden al flujo migratorio.

    "Se está aplicando la ley y sobre todo protegiendo a la gente; lo que queremos es que no sufran, no padezcan, no pierdan la vida, se les está dando un trato humanitario, especial, en México", argumentó López Obrador para justificar las operaciones acordadas con EEUU.

    El presidente mexicano insistió en que las autoridades de su país están respetando los derechos humanos y dando opciones de trabajo a estas personas, con el propósito de que la migración no sea forzada.

    México afirma que hasta 85% de los migrantes que cruzan a EEUU proceden de Centroamérica, y que sin sus políticas migratorias llegarían hasta 500.000 indocumentados a la frontera sur de EEUU en 2019.

    Entre sus políticas de control, entre diciembre de 2018 y mayo de 2019, las autoridades mexicanas deportaron a más de 80.500 personas y han detenido a más de 400 por delitos vinculados al tráfico de personas, llamados "coyotes".

    Desde el comienzo del año fiscal, en octubre de 2018, las autoridades de EEUU han detenido a 593.507 personas en la frontera suroeste, y calificó a otras 82.808 como inadmisibles.

    Etiquetas:
    México, inmigrantes indocumentados, detención
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook