12:04 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    La construcción del muro fronterizo entre EEUU y México

    El fondo privado para el muro fronterizo: "El equipo ha sido amenazado de muerte"

    © REUTERS / Jose Luis Gonzalez
    América del Norte
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    Sputnik habló con Brian Kolfage, veterano de la Fuerza Aérea de EEUU y fundador de la campaña de micromecenazgo que logró recaudar unos 22 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo entre EEUU y México sobre el proyecto y la política migratoria de Washington.

    El grupo de iniciativa 'We The People Will Build the Wall' (Nosotros, el pueblo, vamos a construir el muro) empezó a recaudar fondos por medio de la plataforma de micromecenazgo GoFundMe en diciembre de 2018, unos días antes del cierre parcial del Gobierno de EEUU. El 27 de mayo los representantes de la compañía anunciaron en su cuenta de Facebook el final de la construcción de la primera sección del muro situada cerca de los estados de Texas y Nuevo México. Las obras duraron 3 días. El anuncio apareció unos días después de que un juez federal prohibiera al presidente de EEUU, Donald Trump, usar los fondos del Departamento de Defensa estadounidense para la construcción del muro.

    —¿Cómo se le ocurrió la idea de comenzar la construcción en Nuevo México y por qué cree que este proyecto es tan importante para Estados Unidos?

    —Este proyecto se puso en marcha en diciembre por desesperación, porque a nosotros, los ciudadanos de EEUU, se nos prometió hace unos 30 años que nuestras fronteras estarían seguras durante mucho tiempo. Y parece que nuestros políticos no se lo tomaron en serio. En enero, los demócratas estuvieron a punto de tomar el poder en el país. Pensé que tal vez podría yo marcar la diferencia; tal vez podría hacer algo para llamar la atención sobre el tema de la seguridad fronteriza y el muro fronterizo. Creé una campaña en GoFundMe, y ganó popularidad. La gente empezó a donar fondos, y ahora es como una bola de nieve. En vez de entregar los fondos al Gobierno, lo que descubrimos que no podíamos hacer, estamos construyendo el muro. Entonces simplemente le entregamos el muro al Gobierno, lo que sí podemos hacer. Cumplimos la promesa hecha a nuestros donantes e hicimos nuestro trabajo.

    —¿Quiénes son los donantes de GoFundMe?

    —Las donaciones las hicieron ciudadanos de EEUU. La mayoría de ellos son partidarios de Trump, pero también hay quienes no lo apoyan. Algunas de estas personas son estadounidenses que creen en la seguridad fronteriza. No apoyan al presidente, pero sí la seguridad fronteriza. Ven una crisis en nuestra frontera sur. Y, francamente, las noticias estadounidenses, los medios de comunicación estadounidenses no la cubren como debería ser. Pero hay gente que entiende lo que está pasando.

    —¿Cuánto cuesta la construcción de su sección del muro?

    —La construcción de esta parte del muro cuesta entre seis y ocho millones de dólares. Gran parte de este dinero se necesitaba porque el muro estaba subiendo la colina. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, que supervisa el proyecto de ley del Gobierno, le dijo al propietario del terreno que no podía construir el muro fronterizo porque era demasiado difícil de hacer, y que sería casi imposible. Y aquí estamos, hemos demostrado al Gobierno que esto no es imposible, y que sí se puede construir un muro fronterizo allí.

    Como nos dijeron las patrullas fronterizas, esa área, donde construimos el muro, es una ruta muy popular para el contrabando de drogas, el traslado de migrantes ilegales y el tráfico de personas y esclavos sexuales.

    Así que hemos tapado este pequeño agujero, y vamos a seguir haciéndolo y arreglar más agujeros a lo largo de la frontera.

    —¿Cuándo estiman que terminará la construcción de esta sección del muro?

    —Esta sección del muro se completará en los próximos días.

    — ¿Espera alguna oposición a la construcción?

    —Sí, hay mucha resistencia. Primero, son los carteles, los carteles mexicanos que cruzan la frontera. Estamos cortando sus rutas. Nuestro equipo ha sido amenazado de muerte muchas veces. Además, hay una oposición política; hay gente que simplemente quiere frenar lo que estamos haciendo.

    Si averiguan adónde va la construcción antes de que empecemos a construir, irán allí, se conectarán a nuestro equipo de construcción y tratarán de dañar lo que estamos haciendo y detener la construcción.

    —¿Hubo alguna reacción a su iniciativa por parte de las autoridades locales o la Casa Blanca?

    —No. Había mucho apoyo por parte de las autoridades locales. Nos lo agradecieron y recibimos mensajes de ellos. Están cansados de los crímenes, están cansados de que les roben en sus propiedades. Tanto la Policía local como las patrullas fronterizas nos apoyan mucho.

    — ¿Qué dice la población local?

    —No hemos recibido ninguna queja de los lugareños. Realmente no veo que se quejen directamente. Hay algunos informes sobre personas —no sé si son locales o no—hay ciudadanos estadounidenses que quieren destruir el muro que construimos. Pero en su mayoría, la reacción es bastante positiva.

    —¿Qué piensa sobre la resistencia demócrata al muro que el presidente de EEUU Donald Trump prometió construir durante su campaña?

    —Creo que es su derecho. Estamos en Estados Unidos y todo el mundo tiene derechos. Creemos en la libertad. Luché en el Ejército y perdí las piernas. Puede que no les guste este proyecto, es su derecho. Esa es la esencia de este país. Y creo que si no les gusta, está bien. Si quieren presentar algo suyo, puede que a mí tampoco me guste. Además creo que si hacemos algo correcto, y no les gusta, significa que es un tema muy importante en EEUU en este momento. Creo que esto lleva a una cuestión de crisis continua y está en el centro de atención de la gente porque existe una grave crisis migratoria en el mundo.

    Este es un problema con el que tienen que lidiar los ciudadanos de cualquier país. Ha llegado el momento de que nuestro presidente y nuestros líderes empiecen a poner los intereses de las personas por encima de los de los países, porque tenemos muchos problemas con las personas sin hogar. Hay veteranos sin hogar que participaron en guerras, y no cuidamos a esa gente. Ponemos por encima de ellos a las personas que ni siquiera son nuestros ciudadanos. Creo que cada país debería ocuparse primero de sus ciudadanos.

    Etiquetas:
    crowfunding, muro, México, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik