En directo
    Banderas de EEUU y México en la frontera entre los dos países

    López Obrador descarta impacto económico significativo por demoras en la frontera México-EEUU

    © REUTERS / Jose Luis Gonzalez
    América del Norte
    URL corto
    0 11

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó que exista un impacto económico grave en la frontera norte de México con EEUU por demoras inusuales en las garitas migratorias debido a controles aplicados por la cantidad de llegada de migrantes.

    "No es significativa la pérdida, no hay problemas graves, vamos a procurar distender este ambiente, y vamos muy bien, estamos ayudando, es un fenómeno que espero que sea temporal, transitorio, que tiene varias aristas", respondió en la conferencia de prensa matutina el mandatario a una pregunta sobre el posible impacto económico causado por la lentitud del flujo comercial bilateral en la frontera.

    El Departamento de Estado de EEUU notificó a México la aplicación de medidas concentradas en tres puertos fronterizos de Ciudad Juárez (noroeste), donde personal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), que normalmente revisa vehículos, ha sido destinado a documentar una llegada inusual de migrantes, pero sin cierre completo previsto, informó el martes el canciller Marcelo Ebrard.

    López Obrador agregó que "es un tema que se está atendiendo, hay muy buena comunicación, el canciller tiene comunicación permanente (con el Gobierno de EEUU), estamos ayudando, lo vamos a seguir haciendo para que se evite un conflicto, que mantengamos abierta la frontera".

    También: Dividir para deportar: así detiene México a líderes migrantes para desarticular caravanas (fotos)

    El jefe Estado descartó un cierre fronterizo total, y enfatizó que "hasta ahora les puedo decir que están abiertos los causes, las garitas, no hay ningún problema".

    Ebrad explicó el 2 de abril de tarde que, por ejemplo, en vez de destinar a 150 agentes de aduana estadounidenses a revisar transportes de carga, ahora solo 35 agentes hacen ese control y el resto trabaja en documentar inmigrantes.

    La llegada de flujos migratorios a la frontera norte se elevó en el mes de marzo pasado, de un promedio de 50.000 a más de 100.000 personas, sobre todo procedentes de Centroamérica.

    Cooperación multilateral

    El titular del Ejecutivo afirmó que este asunto debe ser manejado "con responsabilidad y que haya cooperación entre todos, que los gobiernos actuemos de manera conjunta que se mantenga la comunicación en la frontera, no nos conviene a nadie el cierre de fronteras, no es lo más recomendable".

    Acerca de los mensajes del presidente estadounidense, Donald Trump, en los que indica que México ha comenzado a detener a migrantes en su frontera, el mandatario indicó que celebra que e"l Gobierno de EEUU esté reconociendo que estamos ayudando, lo vamos a seguir haciendo con mucho cuidado, con mucha cautela, porque se trata de un fenómeno que surge por la desatención a la gente".

    López Obrador reiteró su enfoque de atender las causas de la pobreza y la violencia que generan la migración, "implementar programas de desarrollo en Centroamérica, nosotros ya estamos actuando en ese sentido".

    El aumento de la población migrante "tiene que ver con nuestros hermanos centroamericanos, no los culpamos, tiene que ver con la necesidad", subrayó, recordando que los deportados mexicanos son apenas un 16%.

    Acerca de la intensificación de los controles y "rescates" de centroamericanos en la frontera de México con Guatemala respondió que el Gobierno tiene "que cuidar nuestra frontera, que se aplique la ley, respetando derechos humanos, se está actuando con mucha prudencia y se está buscando que se respete la ley".

    El mandatario volvió a poner paños fríos al asunto y puntualizó que "vamos muy bien, no estoy pesimista, estoy optimista, creo que se van a resolver las cosas".

    Te puede interesar: "Quédate en México": la nueva política migratoria de Trump es "una expulsión"

    Ebrard enfatizó que representantes de Washington les ha "dicho que no va ocurrir un cierre", y que el objetivo de las autoridades migratorias mexicanas, en el sur del país, es exhortar a las personas que quiere viajar a este país a "que se registren, si quieren venir a estudiar o ir hacia EEUU".

    Cerca de la medianoche del 2 de abril, el Senado de México aprobó enviar una carta de rechazo a las expresiones de Trump contra el Gobierno de México, dirigida al Senado de EEUU, que será presentada este miércoles.

    La carta aprobada señala que Trump, "acusa y descalifica al Gobierno de México y los mexicanos, como a la comunidad migrante y amenaza con el cierre de la frontera que ambos países compartimos".

    Expresiones similares "han incitado actitudes xenofóbicas y dado paso a masacres y crímenes de odio y discriminación contra la comunidad hispana en esa nación", dice el texto legislativo.

    Además, la misiva celebra los esfuerzos por "formular e instrumentar una política migratoria que dignifique a nuestra región, que promueva el respeto irrestricto a los derechos humanos y que propicie flujos migratorios de manera ordenada y regular".

    Además: El fantasma de la xenofobia se cierne también sobre México

    Las caravanas migratorias hacia EEUU comenzaron a salir desde Centroamérica en octubre pasado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política migratoria, relaciones bilaterales, crisis migratoria, Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador, EEUU, México