18:33 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Señal de radiación, foto archivo

    ¿La guerra comercial entre China y EEUU se está volviendo nuclear?

    CC0 / Pixabay
    América del Norte
    URL corto
    6319

    El secretario de Estado adjunto norteamericano, Christopher Ford, advirtió en su entrevista con el Financial Times sobre los peligros que acarrea la cooperación del Reino Unido con China en el ámbito de la energía nuclear.

    De acuerdo con el alto cargo estadounidense, el país asiático pretende usar esta colaboración para hacerse con las tecnologías nucleares y aumentar su potencial en este ámbito.

    Sin embargo, esta no es la primera vez que la participación china en la construcción de la planta nuclear Hinkley Point, la primera que se construye en el Reino Unido en los últimos 20 años, causa polémica entre los expertos estadounidenses y europeos.

    Anteriormente las preocupaciones tenían un carácter comercial. Se temía que las compañías chinas les arrebatasen el negocio a las europeas.

    Tema relacionado: Europa y las centrales nucleares, una 'carrera con obstáculos'

    De hecho, la participación de China en el proyecto de Hinkley Point es puramente financiera, mientras que la francesa EDF se encargará de los aspectos técnicos de la construcción.

    En particular, la compañía asiática China General Nuclear (CGN) debe invertir 8.000 millones de dólares para obtener el 33,5% de las acciones, mientras que el restante 66,5% será de EDF.

    Los críticos europeos de la participación china opinan que por medio de la construcción de la planta de Hinkley Point, la CGN pretende obtener acceso a otros proyectos que se ejecutarán en el Reino Unido. Eso sí, consideran que en los demás proyectos su participación no se limitará a la financiación, lo que se traduciría en la primera exportación de tecnología nuclear china a Europa.

    EEUU cambia de táctica

    En el contexto de la guerra comercial que libran EEUU y China, el país norteamericano decidió emplear la 'artillería pesada' y acusar a los chinos de "robo de tecnologías".

    Además: China, a la conquista del mercado energético nuclear europeo

    Así, Ford afirmó que EEUU tiene pruebas de que las empresas chinas están robando tecnologías nucleares civiles y luego las transfieren a los militares chinos. Según él, los proyectos extranjeros dan a los chinos acceso a información de importancia crítica, lo cual supone una amenaza para los países occidentales.

    La experta del Instituto de Estudios Financieros Chunian, Liu Ying, dijo en una entrevista con Sputnik que la presión por parte de EEUU sobre el Reino Unido ralentizará el proyecto, pero solo la posición del Gobierno británico decidirá el futuro de la cooperación con China en el ámbito de la energía nuclear.

    Además, Ying destacó que la cooperación está teniendo lugar en un formato trilateral con Francia. Así que es probable que el Reino Unido aumente el escrutinio de la realización del proyecto, pero eso no afectará necesariamente al desenlace final.

    "La cooperación trilateral es una práctica comercial normal, igual que lo es el intercambio de tecnologías. Así que EEUU hace mal en acusar a China de estar robando tecnologías", explicó.

    De acuerdo con ella, lo que está haciendo el país norteamericano es entrometerse, crear obstáculos para la actividad comercial e interferir en los asuntos internos de otros Estados.

    Más: China ofrece a Rusia fomentar la cooperación en el ámbito nuclear

    Los temas relacionados a la propiedad intelectual seguramente han sido estipulados en el contrato entre el Reino Unido y China, puesto que no habría una colaboración entre los dos países si no existiera tal acuerdo, opina la experta.

    La verdadera preocupación de EEUU

    Ying señaló que el crecimiento del potencial chino en el ámbito de la energía nuclear está retando a EEUU en la industria de las altas tecnologías, razón por la cual el país norteamericano intenta oponerse a la colaboración de China con otros países "demonizando los proyectos con la participación china e intentando limitar el crecimiento de la competitividad china".

    Ahora la cuestión es si las palabras del alto mando estadounidense se convertirán en alguna decisión política, tal como son las 'sanciones secundarias' impuestas contra aquellos que cooperen con China en el ámbito de la energía nuclear.

    Relacionado: Cómo EEUU e Israel 'pisotean' el Tratado de No Proliferación Nuclear

    La experta china opina que es algo que no se puede descartar, puesto que seguirán intentando limitar más y más los acuerdos de consolidación y absorción de compañías con participación china.

    "Por ejemplo, las consolidaciones y absorciones que está planeando la petrolera nacional china CNOOC en EEUU no forman parte de las altas tecnologías y son algo normal en el mercado, pero EEUU está creando obstáculos para este tipo de tratos", comentó la experta.

    Otro ejemplo de ello son las recientes declaraciones del representante de la compañía china CGN sobre las limitaciones impuestas por EEUU sobre la importación a China de materiales y equipos usados en la industria nuclear civil.

    Así, en el transcurso del Foro Internacional contra la no proliferación nuclear y control de exportación en Abu Dabi, la compañía china calificó las decisiones del Gobierno estadounidense de "absolutamente impertinentes" y subrayó que puede defender sus derechos legales.

    Por lo cual es probable que las declaraciones hechas por Christopher Ford solo sean la continuación de una polémica que ya había comenzado.  

    También: Avances en el ámbito termonuclear

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    alta tecnología, átomos, planta nuclear, energía nuclear, EDF, Reino Unido, China, Francia, EEUU