04:42 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    El presidente Donald Trump abraza la bandera de EEUU (archivo)

    El día que quisieron asesinar a Donald Trump y otros intentos fallidos

    © AP Photo / Evan Vucci
    América del Norte
    URL corto
    0 10

    El Servicio Secreto de Estados Unidos, encargado de la seguridad del presidente, frustró un intento de asesinato contra el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, durante su visita a Filipinas en 2017, según ha revelado National Geographic en un documental. Pero su vida no es la única que ha estado, literalmente, en el punto de mira.

    Pocos días antes de la conferencia entre Trump y el presidente filipino, Rodrigo Duterte, Manila elevó el nivel de alarma a 'crítico' debido a una serie de vídeos del ISIS (o Daesh, prohibido en Rusia y otros países) en los que la organización terrorista animaba a los lobos solitarios a atentar contra el líder estadounidense durante su visita al país. Un usuario de Twitter se sintió atraído por la llamada y publicó un tuit en el que aseguraba que iba a estar en Manila "al mismo tiempo que Trump", prometía "marcar un tanto" para el equipo y adjuntaba una fotografía de Lee Harvey Oswald, el presunto asesino del expresidente estadounidense John F. Kennedy.

    Donald Trump, en Manila, el 12 de noviembre de 2017
    © AP Photo / Andrew Harnik
    Donald Trump, en Manila, el 12 de noviembre de 2017

    El Servicio Secreto estadounidense le siguió la pista al sospechoso y trazó la ubicación de la computadora desde la que había enviado el tuit. Estaba a escasos kilómetros del hotel en el que Trump se iba a hospedar en la capital filipina. Con ayuda de la Policía de Manila, el Servicio Secreto rastreó la zona y arrestó al lobo solitario. La vida de Trump dejaba de pender de un hilo.

    Peligro por partida doble

    Los individuos que han aspirado a asesinar a algún presidente estadounidense han sido en su mayoría varones. Se cuelan entre ellos dos mujeres que intentaron asesinar al mismo presidente con escasas semanas de diferencia: a Gerald Ford en 1975.

    Lynette Fromme era una ferviente seguidora y miembro de 'la familia' de Charles Manson. Cuando este y algunos de sus seguidores fueron detenidos a raíz de los famosos asesinatos de la actriz Sharon Tate y de Leno y Rosemary LaBianca en 1969, Fromme acampó en las puertas del juzgado y se gravó una X en la cabeza como lo había hecho Manson. Fue condenada más tarde por intentar impedir que los seguidores de Manson testificaran y por desacato a la autoridad al negarse a hacerlo ella misma.

    Una vez cumplida la condena, Fromme fue puesta en libertad y el 5 de septiembre de 1975 se acercó hasta el Parque del Capitolio de Sacramento (California), donde el presidente Ford iba a dirigirse públicamente a la multitud allí congregada. Vestida de rojo y armada con un revólver Colt M1911 de calibre 45 con cuatro balas en su interior, la joven apuntó al líder republicano. Los servicios secretos consiguieron detenerla a tiempo. Mientras se la llevaban, logró repetir insistentemente a la prensa allí presente que la pistola "no se había disparado".

    Charles Manson es arrestado por su conexión con el intento de asesinato de Sharon Tate en 1969
    © AP Photo / File
    Charles Manson es arrestado por su conexión con el intento de asesinato de Sharon Tate en 1969

    Durante el juicio, Fromme se negó a cooperar con su defensa y lanzó una manzana al fiscal después de que este recomendase castigar a la acusada duramente. La fruta le dio a la cara y sus gafas se cayeron. Fue condenada a cadena perpetua. Consiguió la condicional en 1985, pero se hizo efectiva en agosto de 2009.

    Vídeo: atentado contra el presidente de Zimbabue

    Sara Jane Moore, una activista política de izquierdas, volvería a atentar contra la vida de Ford, esta vez en San Francisco el 22 de septiembre de 1975. Cuando Ford salía de su hotel para saludar a la multitud, Moore —que estaba a unos 12 metros del presidente- disparó una vez con un revólver de calibre 38 que había comprado la mañana de aquel día. Falló el tiro y, cuando quiso disparar de nuevo, un exmarine la agarró de los brazos.

    Moore fue sentenciada a cadena perpetua. Durante el juicio no tuvo pelos en la lengua. Se mostró disgustada por haber fallado el tiro. "De verdad que lamento no haberlo logrado y no haber conseguido que se alcen las alas del cambio. Ojalá lo hubiese matado", dijo.

    Obtuvo la condicional el 31 de diciembre de 2007 tras haber cumplido condena durante 32 años. Se desdijo entonces y aseguró "estar muy contenta" de no haber matado al presidente. Aseguró que había estado ciega por sus "opiniones políticas radicales".

    Balas de fogueo para distraer

    Ford perdió las elecciones por un escaso margen contra Jimmy Carter. El demócrata también fue víctima de una conspiración poco conocida para acabar con su vida el 5 de mayo de 1979 durante un discurso en Los Ángeles. Raymond Lee Harvey, un vagabundo natural del estado de Ohio con problemas mentales, fue arrestado por el Servicio Secreto del presidente por portar una pistola con balas de fogueo diez minutos antes de que Carter se dirigiera al público.

    Lee Harvey Oswald, asesino del 35º presidente de EEUU, John F. Kennedy
    © AP Photo / Uncredited
    Lee Harvey Oswald, asesino del 35º presidente de EEUU, John F. Kennedy

    Durante el interrogatorio, el vagabundo aseguró ser parte de un comando de cuatro personas que había estado practicando en la azotea de un hotel la noche interior el tiro con balas de fogueo para ver el ruido que hacían. Poco después arrestaban a uno de los cuatro individuos, apodado Julio. El plan, explicaron, consistía en que Harvey distrajera a los presentes mientras los demás disparaban a Carter.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    atentado, asesinato, John Kennedy, Donald Trump, Filipinas, Manila, EEUU