07:05 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Peso mexicano

    Peso mexicano sin alteraciones debido a dudas sobre acuerdo comercial con EEUU y Canadá

    CC0 / Pixabay
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El peso mexicano cerró sin ganancias esperadas respecto al cierre del viernes 28, cotizando alrededor de 18,71 pesos por dólar, una ligera apreciación de 0,04%, debido a dudas sobre el nuevo acuerdo comercial de México con EEUU y Canadá, informó el Grupo Financiero Banco Base.

    Tras haber avanzado 1% al comienzo de la jornada, debido al entusiasmo en los mercados por el acuerdo alcanzado el domingo 30, las ganancias se esfumaron al cierre, debido a que "todavía existen dudas sobre los efectos del nuevo acuerdo sobre la economía real de México", dijo la institución privada en un informe a sus clientes al cual tuvo acceso Sputnik.

    El peso mexicano borró así sus ganancias durante la sesión después de que, durante las primeras horas del lunes 1, el tipo de cambio tocó un mínimo de 18.50 pesos por dólar, bajando más de 20 centavos con respecto al cierre del 28 de septiembre, luego de que se confirmó que Canadá aceptó formar parte del entendimiento comercial alcanzado entre México y EEUU el 27 de agosto pasado.

    El otro factor es que, tras alcanzar el mejor nivel en más de un mes en su cotización sujeta a la libre flotación por la oferta y la demanda, "se observó un incremento en la demanda por dólares, lo que contribuyó a la corrección al alza del tipo de cambio", explicó la institución.

    Más: Senado mexicano analizará hasta noviembre acuerdo comercial con EEUU y Canadá

    No obstante, el acuerdo que reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que estuvo vigente casi 25 años, y se llamará Usmca por las siglas de los nombres de los tres países, sí logró reducir "la incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial entre los tres países", indicó el banco. 

    Riesgos sobre la industria automotriz

    Uno de los principales riesgos proviene de "la posibilidad de que el sector automotriz pueda frenar su crecimiento", explican los analistas del banco.

    Este temor surge a pesar de que aun si el gobierno estadounidense del presidente Donald Trump decide acentuar su proteccionismo comercial y gravar las importaciones automotrices, las compras provenientes de México "estarían exentas de dicho arancel hasta un determinado nivel", indica el informe.

    En efecto, una carta paralela anunciada tras el entendimiento México-EEUU, determina que, si son aplicados aranceles a las importaciones automotrices estadounidenses, Washington permitirá la entrada sin aranceles a 2,6 millones de vehículos de pasajeros y camiones ligeros producidos en México, y la importación de autopartes desde ese país hasta por 108.000 millones de dólares.

    Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en 2017 México se acercó a ese límite, tras exportar a EEUU alrededor de 2,33 millones de automóviles y camiones ligeros.

    Si se mantiene el crecimiento promedio de las exportaciones de automóviles de los últimos tres años, de 7,6%, "el techo de exportaciones libres de impuestos sería alcanzado a comienzos de 2019", estima la institución financiera.

    En otras palabras, estarían gravadas con hasta 25% las exportaciones adicionales después del próximo año.

    No obstante, el techo acordado sobre autopartes en esa misma carta paralela "es más generoso".

    Te puede interesar: "El TLCAN era obsoleto y no respondía a los intereses de EEUU"

    En efecto, en 2017, México exportó un total de 22.750 millones de dólares en autopartes, la cuarta parte del techo acordado en la carta paralela.

    Si el crecimiento de la fabricación mexicana de autopartes se mantiene en 7,3%, un poco menor a las ventas de autos ensamblados, el techo de autopartes de la industria de automotriz, que representa la tercera parte de la exportaciones totales del país latinoamericano, sería alcanzado 20 años después, en 2039.

    La venta acelerada de vehículos nuevos en EEUU en años recientes, hace que las exportaciones de vehículos no se incrementen en el corto plazo sino las autopartes, explica Banco Base.

    Por esa razón "la carta paralela no representa un riesgo inmediato para México", adelantan los analistas financieros.

    Los documentos también confirman que se fortalecen las reglas de origen automotrices.

    Ya era conocido el reforzamiento, aceptado por México, para elevar el porcentaje de componentes producido en los tres países de Norteamérica, de 62% actual a 75%.

    También: México: aranceles al acero y aluminio se anularían antes de nuevo pacto USMCA

    Asimismo, 40% de la industria automotriz deberá producir con salarios de 16 dólares la hora, que se pagan en EEUU y Canadá, mientras el resto podría fabricarse en México, donde los salarios son la tercera parte de esa regla.

    Finalmente, el riesgo de una depreciación acelerada del peso ha disminuido con el acuerdo, "pero no ha sido eliminado por completo", advierte el informe.

    Todavía continúa la guerra comercial entre EEUU y China, además de la posibilidad de que el Fondo Monetario Internacional reduzca sus previsiones de crecimiento económico global, en particular para economías emergentes.

    Aún falta que, después que sea firmado por los mandatarios a finales de noviembre, el acuerdo nuevo sea aprobado por los congresos de eso tres países.

    Ese proceso podría demorar varios meses, en particularmente en EEUU, donde es probable que el Partido Republicano pierda su mayoría en el Congreso en las próximas elecciones de noviembre.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    peso mexicano, TLCAN, México