13:55 GMT +322 Noviembre 2018
En directo
    Misil estadounidense Tomahawk (archivo)

    EEUU puede quedarse sin sus Tomahawk

    © AP Photo/ John McCutcheon
    América del Norte
    URL corto
    7325

    La Marina de EEUU quiere poner punto y final a la producción de los misiles Tomahawk, de acuerdo con el proyecto de presupuesto para el 2019. Esto causa preocupación entre expertos estadounidenses como Sandy Clark, quien en su artículo para Defense One comenta las consecuencias de la 'muerte de los Tomahawks' para el poderío militar de EEUU.

    Clark, un capitán retirado de la Marina de EEUU, destaca que gracias a sus capacidades, los misiles de crucero siempre fueron la primera opción a considerar por los estrategas militares estadounidenses y sus aliados.

    Además: Cómo los Tomahawk socavaron la reputación bélica de EEUU

    El concepto de los misiles de crucero fue desarrollado en los años 80 y los Tomahawks fueron utilizados por primera vez en combate durante la Guerra del Golfo en 1991. 

    No obstante, a pesar de las modernizaciones que se han llevado a cabo en dichos misiles de crucero, hace falta que se reemplacen con misiles más rápidos, furtivos y más letales, señala el excapitán. 

    También: El Ejército sirio derribó la mayor parte de los misiles israelíes

    En línea con estas características se están desarrollando los nuevos misiles LRASM y NGLAW, cuya introducción se prevé para los años 2025 y 2030 respectivamente. Sin embargo y según el especialista, las nuevas tecnologías suelen entrar en servicio mucho más tarde de lo previsto.

    "Bien sea que se trate de bombarderos, cazas, helicópteros o de cañones de artillería, raramente los nuevos sistemas llegan a tiempo y siempre cuestan más de lo previsto. Además, se compran en cantidades que no son suficientes para satisfacer los requisitos actuales", explica el columnista.   

    De acuerdo con Clark, esto suele conducir a unos gastos desorbitantes por el uso de armamentos antiguos como 'soluciones parche' e incluso puede ser necesaria la reapertura de plantas de producción mientras las nuevas armas se hacen camino. 

    Más: Kalibr deja atrás a los Tomahawk estadounidenses, otra vez

    En el caso de los Tomahawks, la situación es peor aún, puesto que estos misiles de crucero "no son opcionales y (…) son un medio para proyectar poder e imponer la voluntad política de EEUU", comenta Clark, quien, en conclusión, considera la ausencia de estos misiles como "inaceptable". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rusia vuelve al Mediterráneo por la puerta grande (y con una escuadra de asalto)
    ¿Por qué necesita Rusia los misiles Kalibr en el Mediterráneo?
    El ojo que nada ve: el Pentágono se niega a aceptar el fracaso de sus Tomahawk
    Etiquetas:
    misiles, Tomahawk, EEUU