En directo
    Carlos Slim, magnate mexicano (archivo)

    Magnate Slim teme rechazo de López Obrador a nuevo aeropuerto de México

    © REUTERS / Lucy Nicholson
    América del Norte
    URL corto
    4 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El magnate Carlos Slim defendió la actual construcción de un nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México en el lago disecado Texcoco, y expresó que le daría "miedo" si el candidato opositor Andrés Manuel López Obrador gana la presidencia e implementa otra solución.

    "Me preocuparía y me daría miedo" la cancelación del proyecto si el favorito en las encuestas gana la presidencia, dijo en rueda de prensa Slim, dueño de la telefónica América Móvil, fundada tras comprar la telefónica estatal, privatizada en los años 1990.

    El hombre más rico de México eludió varias preguntas de corte político en una larga conferencia de prensa celebrada el lunes en una sede de su emporio, sobre el rechazo al proyecto planteado por el aspirante izquierdista, en su tercer intento por lograr la presidencia.

    "Si ése va a ser el criterio [de López Obrador], serían criterios equivocados, el riesgo es que se equivoquen, tomando pocos factores en desarrollo", alrededor de la obra de diseño futurista que el candidato promete reemplazar por dos pistas, una de ellas en una base militar en los alrededores de la capital a menor costo.

    La inversión estimada de unos 10.000 millones de dólares fue calificada por Slim como un "impacto económico y detonador del desarrollo del país".

    El inversionista, que tiene un 8% de los bonos comprometidos por el Estado mexicano para financiar el proyecto, dijo que la obra ya contratada "es muy alta".

    Radio: Antídoto contra fake news en la campaña electoral mexicana

    Puso como ejemplo "los techos, con proveedores extranjeros, tecnología para el manejo de equipaje, aparatos de instalaciones sofisticadas eficientes", ya contratados por el grupo aeroportuario constructor.

    Slim considera que la obra "debió ser una concesión, que pude vencer y volver a ser propiedad del Estado, y no salir del dinero público" para que las decisiones fueran "flexibles" y costara menos dinero.

    La casa financiera de Slim, Inbursa, a través inversiones de sus fondos de pensiones de su empresa de telefonía fija Telmex y sus empresas seguros, posee menos del 10% de las inversiones, respondió.

    El fantasma de López Obrador

    Slim fue interrogado varias veces sobre la propuesta de López Obrador de suspender la mayor obra de infraestructura lanzada por el actual Gobierno de Enrique Peña Nieto, que termina su mandato el 1 de diciembre.

    "Suspender el proyecto es suspender el crecimiento del país; ésa área puede pasar a ser la más boyante del país", replicó con cierto disgusto Slim, en respuesta a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador.

    El candidato promete revisar la construcción del nuevo aeropuerto y, si es inviable, reemplazarlo por otras dos pistas, una de ellas en la vieja base aérea de Santa Lucía, a unos 40 kilómetros de la actual terminal internacional.

    El empresario rechazó que en la zona elegida para el proyecto haya peligros de hundimiento, que consideró iguales a los de toda la capital por sobreexplotación de los mantos acuíferos.

    La obra alcanza más de 6.500 millones de dólares en insumos para construcción y más de 3.200 millones de dólares en sueldos y honorarios.

    Slim describió que la megaobra iría acompañada de una versión ampliada del famoso Paseo de la Reforma, construido a mediados del siglo XIX, "en un área de hacinamiento" del oriente de la capital, lo que será una "oportunidad de que esas personas trabajen cerca de sus casas".

    Más aquí: La propaganda negra se intensifica en las campañas presidenciales de México

    El proyecto fue descrito por el multimillonario como "una transformación mágica de esta área", con zonas verdes, fuentes, canchas de fútbol, viviendas, oficinas, hoteles y centros comerciales.

    López Obrador publicó el 16 de abril en redes sociales un cómic en el que promete revisar y respetar los contratos ya firmados para el nuevo aeropuerto, pero asegurando que la obra se realizará en el aeropuerto militar de Santa Lucía y en una nueva pista de la vieja terminal internacional, por menos de 5.000 millones de dólares.

    "Un aeropuerto que no debe aterrizar", se titula el relato gráfico que pone como ejemplo ciudades como Nueva York, Berlín o Londres, que cuentan con dos o tres aeropuertos.

    Las instalaciones ya construidas en el lago de Texcoco serán utilizadas para "oficinas ligeras de dependencias de gobierno o de reserva ecológica", dijo López Obrador.

    El lago de Texcoco es el lugar menos adecuado, pues se hunde de uno a dos metros por año, pero es "un negocio jugoso para alguien", dice el relato sin mencionar a los inversionistas.

    Según López Obrador, la Defensa Nacional encargada de construir la barda perimetral, encareció casi 90% la obra y "contrató al menos dos empresas fantasma".

    Slim, quien logró una fortuna tras comprar la firma estatal de telecomunicaciones en los años 1990 y fundó América Móvil y llegó a ser el hombre más rico del mundo, cayó este año al séptimo lugar de la lista de multimillonarios de la revista Forbes, con riquezas estimadas en 67.100 millones de dólares. 

    Además:

    "El peligro para la reforma energética de México es Brasil, no López Obrador"
    Presidenciales mexicanas: ¿por qué peores enemigos de López Obrador son sus mejores amigos?
    Etiquetas:
    infraestructuras, aeropuerto, Andrés Manuel López Obrador, Carlos Slim, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik