01:39 GMT +324 Octubre 2018
En directo
    Un grafismo dedicado a los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, México

    Detienen en México a otro implicado por desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa

    © AFP 2018 / Ronaldo Schemidt
    América del Norte
    URL corto
    211

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Uno de los implicados en la desaparición de 43 estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa, ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en la ciudad mexicana de Iguala (sur), fue detenido por agentes federales, informó el ministro del Interior, Alfonso Navarrete.

    "Felicito a los elementos de la División de Investigación de la Policía Federal de México por la detención de Erick Uriel 'N', presuntamente relacionado con la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, quien fue capturado en cumplimiento de un mandato judicial", dijo el responsable del gabinete de Seguridad Nacional en su cuenta de Twitter.

    ​El detenido, apodado "La Rana", era buscado en relación con los ataques a balazos perpetrados por policías municipales, confabulados con un grupo del crimen organizado conocido como Guerreros Unidos, contra cinco autobuses repletos de estudiantes, que los habían ocupado para viajar a Ciudad de México a conmemorar un aniversario de la masacre de estudiantes de 1968, en la Plaza Tlatelolco.

    El imputado no opuso resistencia y fue detenido cerca de Cocula, municipio vecino de Iguala, en el estado de Guerrero, donde fueron hallados restos óseos calcinados cerca de un basurero municipal en una barranca, que permitieron identificar al único desaparecido hasta la fecha, en un análisis genético realizado en la Universidad de Innsbruck.

    "Intervención decisiva"

    Erick Uriel, por quien se ofrecía una recompensa de unos 85.000 dólares, es señalado como "uno de los sujetos que tuvo una intervención decisiva en los hechos en contra de los estudiantes normalistas", pues habría tenido contacto directo con los jóvenes secuestrados, a quienes desde 2014 se considera "desaparecidos".

    La Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Seguridad informaron a los medios de comunicación que Uriel es "una de las últimas personas que tuvo contacto con los normalistas desaparecidos".

    El detenido era parte del circulo del alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, y de la esposa del edil, María de los Ángeles Pineda, ambos detenidos en la pesquisas.

    Más de 150 detenidos

    Unas 170 personas permanecen en prisión desde hace más de tres años, entre ellos 97 pertenecientes al cartel narcotraficantes Guerreros Unidos, 54 policías municipales de Iguala y 19 agentes locales del vecino municipio de Cocula, según el voluminoso expediente.

    Uriel es señalado "como un generador de violencia en la zona del Río Balsas", dijo por su parte el titular de la unidad especializada en secuestro de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada, Gualberto Ramírez.

    Un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH) presentó en abril de 2016 un informe sobre las indagaciones federales y señaló que varios detenidos confesaron bajo tortura.

    Lea más: México aprueba ley general sobre desaparición forzada

    Además, el grupo descubrió que el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, realizó una diligencia ilegal sin registro en el expediente, al trasladar a un detenido que denunció torturas en helicóptero a la escena del crimen, donde un día después se encontraron restos óseos que condujeron a la única identificación forense de los desaparecidos.

    Los expertos también descartaron la llamada "Verdad Histórica" de la Procuraduría General, según la cual los estudiantes fueron entregados por la policía de Iguala y Cocula a un grupo narcotraficantes llamado Guerreros Unidos.

    Los delincuentes los habrían confundido con sicarios de un cartel rival, Los Rojos, los asesinaron y quemaron sus cuerpos en una pira en la quebrada del basurero de Cocula, que expertos en fuego del GIEI descartaron como "una pira imposible".

    Finalmente, habrían sido lanzados al Río San Juan en bolsas de plástico, a la vera del basurero a cielo abierto del municipio de Cocula, donde fue rescatada una bolsa con restos humanos.

    Investigación real

    Los familiares de los detenidos y organismos defensores de derechos humanos que acompañan a los padres rechazan la versión oficial y exigen que la fiscalía federal cumpla con los compromisos asumidos de investigar la línea de mando de las policías hacia arriba y un posible involucramiento de militares del cuartel del Ejército en Iguala.

    Los militares solo reconocen que un efectivo de inteligencia, que viajaba en una motocicleta, tomó fotografías cuando uno de los autobuses era interceptado por patrullas de policía de un tercer municipio, de Huitzuco, Guerrero, mientras eran detenidos los alumnos que desaparecieron. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Marcha del silencio a tres años de la desaparición de 43 estudiantes en México
    La búsqueda sigue, a 3 años de la desaparición de 43 estudiantes en México
    Ayotzinapa, el paso de la tortuga
    Etiquetas:
    desaparición, México, Ayotzinapa