Widgets Magazine
11:06 GMT +321 Octubre 2019
En directo
    Plataformas de perforación de petróleo

    México licitará por primera vez yacimientos de petróleo de esquisto

    © AFP 2019 / Juan Mabromata
    América del Norte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La primera convocatoria en la historia de México para licitar contratos petroleros para exploración y explotación de crudos no convencionales en rocas de esquisto fue aprobada en sesión extraordinaria de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

    "Los contratos de las áreas en la modalidad de licencia serán adjudicados el 5 de septiembre de 2018, ubicados en la Cuenca de Burgos", en el estado de Tamaulipas (noreste), cerca de la frontera con EEUU, dijo el presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda.

    Esos bloques terrestres corresponden a la misma formación geológica del campo petrolero de Eagle Ford, en el sureño estado estadounidense de Texas, donde las empresas petroleras de EEUU perfeccionaron la controvertida técnica de fractura hidráulica ("fracking", en inglés) que disparó la producción de crudo en ese país y lo podrían convertir en primer productor mundial. 

    El ganador de esta licitación "tendrá derecho a explorar y llevar a cabo actividades a toda la profundidad, en toda la columna, y eso involucra formaciones de lutitas (rocas de esquisto) y formaciones de arenas convencionales", dijo Zepeda ante los comisionados del ente regulador.

    Los hidrocarburos en esos campos eminentemente desérticos, son sobre todo gas seco y húmedo guardado en rocas herméticas a diferentes profundidades.

    Lea también: Productores de petróleo de esquisto no se unirán a la OPEP+ al vencer el pacto petrolero

    Para extraerlos, la reglamentación aprobada autoriza a explorar y explotar la columna geológica completa bajo el subsuelo.

    Las nueve áreas contractuales que se licitarán “tienen una extensión promedio de 300 kilómetros cuadrados (2.700 kilómetros cuadrados en total)", indicó Zapata.

    Las autoridades reguladoras ofrecen a las empresas petroleras participantes los mapas geológicos en dos y tres dimensiones (sísmica 2D y 3D), además de los resultados hallados en 20 pozos de exploración, dijo Zepeda.

    Organizaciones ecologistas han denunciado que en la zona se encuentran asentadas más 150 comunidades, que podrían verse afectadas por daños ambientales.

    Para perforar un pozo mediante fractura hidráulica se requiere inyectar al menos nueve millones de litros de agua, volumen hídrico que podría triplicarse a lo largo de la explotación de los hidrocarburos de esquisto en los nueve bloques.

    Precios y contaminación

    La apertura a la inversión extranjera, pública y privada, en campos no convencionales, ahora bautizada "Ronda 3,3", fue demorada por las autoridades mexicanas desde 2015, debido a que los bajos precios del petróleo hacían inviable la explotación de crudo y gas en esas formaciones fósiles que requiere una tecnología de punta que encarece los costos por cada barril.

    Ese tipo de explotación también requiere recursos hídricos escasos en el desierto, que no solo son gastados sino que también podrían resultar contaminados.

    Le puede interesar: Ambientalistas de América Latina marcharán contra el fracking

    No obstante, la comisionada del CNH, América Porres, dijo que existe una ley ambiental aprobada en agosto de 2017, "antes de sacar esta convocatoria, para que cada una de las entidades tuviera las regulaciones necesarias y que se pudieran vigilar las actividades que en las áreas de recursos no convencionales".

    Además del uso masivo de agua para lodos de perforación, y de la potencial contaminación de las napas de agua, las emisiones de metano, un gas con potente efecto invernadero, pueden alcanzar hasta el 30 del gas acumulado en los yacimientos del subsuelo, según la Alianza Mexicana contra el Fracking.

    Los ecologistas cuestionan que se trata de "una práctica experimental", que amenaza al ambiente, porque no hay manera de calcular cómo se va comportar esa fractura en las rocas.

    Una guerra comercial para bajar los precios del crudo, desatada por Arabia Saudí y sus socios árabes, intentó quebrar a las empresas de fractura hidráulica de EEUU entre 2014 y 2016, ante la posibilidad de que este país sobrepasara a los saudíes como productor mundial de petróleo.

    No obstante, los productores de esquisto de Texas y Dakota del Norte (norte) hicieron más eficiente la explotación y se adecuaron tecnológicamente a los bajos precios, reduciendo drásticamente sus costos.

    EEUU se perfila ahora a terminar este año como mayor productor mundial de crudo, superando a Rusia y a Arabia Saudí. 

    Además:

    Los juegos de esquisto: ¿podría Washington colapsar los precios del petróleo?
    BP cuenta qué efecto tendrá el petróleo de esquisto de EEUU en el mercado
    El 'cuento' del petróleo de esquisto de EEUU, al descubierto
    Financial Times confirma el fin de la revolución de esquisto
    Etiquetas:
    petróleo de esquisto, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik