En directo
    América del Norte
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El secretario de Defensa de México, general Salvador Cienfuegos, apoyó la controvertida Ley de Seguridad Interior, que ha sido impugnada ante la Suprema Corte de Justicia por defensores de los derechos humanos.

    "No es una ley para militares, es una ley para el Estado", dijo el alto jefe castrense a periodistas en una ceremonia en la Región Militar del estado de Coahuila (norte).

    En el marco de la inauguración de obras militares en ese estado norteño, el general Cienfuegos aseguró que esta ley aprobada el 15 de diciembre pasado por el Congreso "le impone obligaciones a todas las autoridades responsables para la seguridad pública, no solo a los militares".

    En la ceremonia de colocación de la "primera piedra" de la construcción del Hospital Militar Regional de Torreón, situado 1.100 kilómetros al norte de la capital, el titular de la cartera de Defensa señaló que la decisión final sobre la constitucionalidad de la ley no le corresponde a él, sino que "es la Suprema Corte la que va a decidir".

    En efecto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación analiza varias apelaciones de inconstitucionalidad en contra de la ley por organismos autónomos del Estado, entre ellas la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, ombudsman federal) y varios alcaldes.

    Lea más: Amnistía Internacional denuncia aumento de la violencia en México

    El titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, dijo el 26 de febrero en el marco de una Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia que "el entorno de inseguridad, violencia e impunidad que vive el país es una expresión clara de que el Estado mexicano ha fracasado en su función básica de procurar la protección en la vida".

    El defensor señaló que el saldo de homicidios en 2017 lo convirtió en el año más violento de las últimas décadas y que los índices de criminalidad van en aumento.

    El uso indiscriminado de la fuerza o la aplicación arbitraria de la ley "es una tentación, un verdadero riesgo para nuestro Estado democrático de derecho y no garantiza, en modo alguno, que se reduzcan los índices delictivos, ni que se abata la violencia o se ejerza verdadera justicia", dijo ante expertos internacionales.

    Más aquí: México alcanza récord de violencia en 2017 y evidencia fracaso de estrategia de seguridad

    Según cifras oficiales citadas por el funcionario del Estado, los operativos militares de la Defensa Nacional crecieron casi en 400 por ciento entre 2007 y 2014, mientras el número de militares desplegados creció en promedio casi 70 por ciento en ese periodo.

    El gasto federal en seguridad, entre 2006 y 2016, "se duplicó en términos reales durante este periodo", de 7.000 a más de 14.000 millones de dólares (264.000 millones de pesos), un ritmo de crecimiento mayor al del gasto neto federal y de la economía.

    Además de las impugnaciones legales de organizaciones civiles, toda la oposición política en el Congreso, el Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH) exhortaron al presidente Enrique Peña Nieto a no promulgar la ley.

    La red "Seguridad Sin Guerra", que integran más de 300 organizaciones civiles, estima que la polémica ley abre la puerta a la "militarización del país".

    Le puede interesar: México rechaza que ONU y CIDH califiquen de "militarización" proyecto de ley de seguridad

    El presidente finalmente la promulgó a finales de 2017, con el compromiso que no utilizará sus facultades discrecionales, hasta que el máximo tribunal emita su resolución final.

    Además:

    Comisionado de ONU para DDHH pide a México rechazar proyecto de ley de Seguridad Interior
    "Legalizar la acción militar en las calles de México es un arma política autoritaria"
    Etiquetas:
    ley, militarización, Salvador Cienfuegos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook