Widgets Magazine
19:18 GMT +315 Septiembre 2019
En directo
    Consecuencias del huracán Harvey en EEUU

    Los huracanes que devastaron Estados Unidos en 2017

    © REUTERS / Adrees Latif
    América del Norte
    URL corto
    Los acontecimientos que marcaron el año 2017 (57)
    0 11
    Síguenos en

    NUEVA YORK (Sputnik) — En menos de un mes, tres huracanes golpearon ferozmente a Estados Unidos en 2017, una de las peores temporadas de tormentas tropicales del océano Atlántico que dejó al menos 230 muertos, pérdidas billonarias y desplazamiento de miles de familias de sus hogares.

    El 25 de agosto de 2017, el huracán Harvey, de categoría 4 y considerado la tormenta tropical más húmeda de la historia del país, comenzó su paso destructivo por Texas (sur), que duró seis días y provocó al menos 90 muertes.

    El poderoso huracán Irma, con vientos de casi 300 kilómetros por hora, arrasó a toda velocidad días después, a principios de septiembre, afectando principalmente las Islas Vírgenes y los cayos de Florida (sudeste).

    Fue seguido, dos semanas después, por María, el peor desastre natural en la historia de Puerto Rico.

    En esas semanas, las imágenes de la destrucción recorrieron el país y el mundo: calles y autopistas convertidas en torrentosos ríos, edificios en ruinas, residentes rescatando a sus vecinos en botes particulares, ante el desborde de los equipos de ayuda oficial, y una isla entera, Puerto Rico, a oscuras.

    Lea también: ¿Qué determina la frecuencia y la intensidad de los huracanes?

    Para el meteorólogo Steve Bowen, "2017 será recordado como una de las temporadas de huracanes más costosas y devastadoras jamás experimentadas" en EEUU.

    "Si 2017 nos enseñó algo, es que la pregunta nunca es si Estados Unidos sufrirá un huracán significativo, sino cuándo y dónde ocurrirá y cómo vamos a estar preparados", dijo Bowen, de la firma Aon Benfield, al diario USA Today.

    Trump, en la mira 

    El paso de los huracanes fue uno de los grandes desafíos del presidente Donald Trump en su primer año de Gobierno; intentó mostrarse activo, con visitas a los lugares afectados, para evitar repetir la experiencia negativa de George W. Bush (2001-2009), quien fue criticado por su respuesta ante el huracán Katrina (2005).

    Katrina fue uno de los huracanes más mortíferos, con 1.833 muertes, daños de más de 100.000 millones de dólares y desplazamiento de un millón de personas en Luisiana (sur).

    Las principales críticas a la asistencia brindada por Trump provienen de Puerto Rico, donde aún la vida no ha retornado a la normalidad, con 3,3 millones de personas sin electricidad y un alto riesgo a la salud por la contaminación del agua potable.

    Organizaciones sociales, líderes políticos y culturales realizaron en noviembre un reclamo conjunto al Congreso y a Trump, con una multitudinaria protesta en Washington, por la aprobación de fondos para la recuperación de la isla, que desde antes de la tormenta ya contaba con una deuda de 70.000 millones de dólares.

    Trump había calificado su respuesta al huracán María en la isla como "10 sobre 10" el pasado 19 de octubre luego de una reunión con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, quien había pedido al presidente un trato "equitativo" para ese territorio que es un estado libre asociado a EEUU.

    El análisis de los comunicados de la Casa Blanca muestra que Trump declaró la emergencia para Texas, Florida y Puerto Rico y ordenó ayuda federal con igual rapidez en las tres áreas, de acuerdo al diario The New York Times.

    Sin embargo, tardó más en visitar Puerto Rico que las otras zonas de desastre.

    Harvey, un aluvión de agua

    Cuando Harvey descargó en agosto un metro y medio de lluvia en Nederland, sur de Texas, rompió el récord de la mayor cantidad de precipitaciones jamás registrada en una tormenta tropical en la historia del país, de acuerdo a los registros del Centro Nacional Meteorológico.

    Harvey causó inundaciones catastróficas y afectó las refinerías de la costa del Golfo de México, lo que elevó el precio del gas temporalmente, al tiempo que provocó una explosión en la planta química Arkema Inc.

    Después de que tocó tierra el 25 de agosto cerca de Corpus Christi, al sur de Texas y sobre el Golfo de México, dejó a su paso 250.000 personas sin energía eléctrica.

    Lea también: "El cambio climático causa huracanes más poderosos y frecuentes"

    Un día después se movió al noroeste hacia Houston, la cuarta ciudad más importante del país, donde entre el 25 y el 30%o del condado de Harris quedó bajo el agua, y obligó a las autoridades a evacuar a decenas de miles de residentes.

    En septiembre, Harvey ya había dañado 203.000 viviendas, con 12.700 que fueron totalmente destruidas, y dañó un millón de vehículos en el área del Golfo, de acuerdo a la firma Black Book.

    El huracán dejó a su paso un total de al menos 90 muertos según los recuentos de los medios locales.

    Aún decenas de familias viven en hoteles o viviendas de alquiler mientras esperan la reparación de sus hogares.

    El doble golpe de Irma y María

    Los huracanes Irma, que llegó a la isla de Barbuda el 6 de septiembre destruyendo el 90% de las edificaciones, y María, que golpeó Puerto Rico el 20 de septiembre, alcanzaron la categoría 5, la máxima de la escala de vientos Saffir-Simpson.

    Irma golpeó a su paso Puerto Rico, Haití y República Dominicana, primero, y luego el este de las Bahamas, Cuba y los cayos de la Florida; ya debilitado, impactó en Miami con una velocidad de más de 140 kilómetros por hora.

    Las autoridades de Florida ordenaron la evacuación de 6,5 millones de personas, en tanto que se calcula que al menos 75 personas murieron.

    Puerto Rico aún se recuperaba de Irma cuando fue arrasado por María, que destruyó la inestable infraestructura de la isla, lo cual provocó un corte de energía total, problemas para la provisión de agua potable y en los servicios de telecomunicaciones.

    Lea también: El huracán Irma 'seca' el océano en las Bahamas y Florida (fotos, vídeos)

    Al menos 64 personas murieron en la isla, según recuentos oficiales, aunque medios hablan de un número 10 veces mayor.

    Puerto Rico quedó en ruinas, lo que provocó una migración de cientos de miles de puertorriqueños a Florida.

    Pérdidas millionarias

    Los huracanes tuvieron un impacto económico de 206.000 millones de dólares, de acuerdo a las estimaciones de la compañía ENKI Operations, incluyendo 114.000 millones de Harvey, 60.000 millones de Irma y 32.000 millones de María.

    Sin embargo, los pedidos de ayuda oficial son mayores.

    El gobernador de Puerto Rico pidió 94.000 millones por María en noviembre, en tanto que el gobernador de Texas ha estimado daños por 180.000 millones.

    El 8 de septiembre, Trump aprobó un proyecto de 15.250 millones en asistencia por la tormenta Harvey, para lo cual Incluyó un aumento en el techo de la deuda y una extensión del presupuesto hasta el 8 de diciembre (que luego volvió a ser extendido por el Congreso).

    Lea también: Houston, azotado por un 'diluvio catastrófico' y 'sin precedentes' (fotos, vídeos)

    En tanto que antes de las vacaciones de fin de año, el Congreso aprobó una ayuda de 81.000 millones para Texas, Florida, California (que sufrió graves incendios) y Puerto Rico, pero el Senado no considerará la ley hasta el año próximo.

    Las áreas afectadas recibieron millonarias donaciones de organizaciones sociales, compañías y famosos, principalmente de Hollywood, como los actores Sandra Bullock y Leonardo Di Caprio, que aportaron un millón de dólares para Texas.

    ¿Efecto del cambio climático?

    Los científicos han coincidido en que los efectos del cambio climático hicieron que esas tormentas fueran mucho más destructivas.

    "Existen ciertos factores relacionados con el cambio climático que podemos, con gran confianza, decir que empeoraron las inundaciones", dijo el reconocido meteorólogo Michael E. Mann en un comunicado tras el paso de Harvey.

    Mann mencionó el aumento del nivel del mar y de las temperaturas (de cerca de 1 grado centígrado en las aguas de la región), así como de la humedad en la atmósfera, y patrones meteorológicos regionales que posibilitan mayores precipitaciones y en consecuencia grandes inundaciones.

    "Si bien no podemos decir que el cambio climático 'causó' el huracán Harvey (es una pregunta mal formulada), podemos decir que exacerba varias características de la tormenta de una manera que aumenta enormemente el riesgo de daños y pérdida de vidas", concluyó. 

    Tema:
    Los acontecimientos que marcaron el año 2017 (57)

    Además:

    "Lo que el viento se llevó": el huracán Harvey sopla sobre la industria petrolera de EEUU
    Dos explosiones en planta química de Texas tras paso de la tormenta Harvey
    Trump dona $1 millón de su fortuna personal para zonas afectadas por Harvey
    Etiquetas:
    huracán María, Huracán Irma, Huracán Harvey, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik